La vuelta a clases presenciales tiene más de 150 escuelas en obra en Neuquén

El gremio docente ATEN alertó que no retomarán la presencialidad en esos establecimientos y hoy tendrá asambleas. Cerca de la mitad de ese total tiene problemas con el gas.

El fin del receso de invierno en el calendario escolar marca que, desde este lunes, los estudiantes de Neuquén deberían regresar a las aulas, pero las condiciones materiales de los establecimientos podrían indicar otra cosa. El relevamiento que realizó el sindicato docente ATEN la semana pasada alertó sobre 152 escuelas que todavía están en obra o tienen problemas de infraestructura que harían imposible el retorno a la presencialidad en los tiempos esperados.

Tras la explosión en la primaria 144 de Aguada San Roque que le costó la vida a tres personas, entre ellas la maestra Mónica Jara, el gremio advirtió que los problemas edilicios como el que ocurrió en el albergue no son una excepción, sino que se repiten a lo largo de la provincia.

El secretario general de la organización, Marcelo Guagliardo, reconoció el jueves que “ha mejorado la situación sanitaria” en Neuquén respecto de los meses previos, dada la disponibilidad de camas de internación y la baja de los contagios de covid-19. Sin embargo, señaló que esa situación no alcanza para tener un regreso seguro a las aulas.

“No estamos en zona de alarma epidemiológica como antes del receso, por lo tanto hay condiciones para que haya presencialidad desde el punto de vista sanitario y con los protocolos que teníamos. Pero nosotros decimos, además, que tiene que haber una escuela segura”, advirtió el dirigente.

El relevamiento del sindicato detectó 152 establecimientos con problemas edilicios, 68 de ellos con problemas de gas. Otros inconvenientes tienen que ver con el suministro de agua, el sistema de cloacas, los techos, obras en ejecución y hasta “peligro de derrumbe” como describieron en la primaria 357 de Junín de los Andes.

“Escuela que no esté en condiciones, escuela que no puede empezar”, es la decisión que informó el sindicato en la provincia.

“Nuestras escuelas no pueden representar nunca un riesgo, aunque sea mínimo, para la integridad de las personas”, planteó Guagliardo, quien informó de presentaciones realizadas al Ministerio de Trabajo de Nación, a la Subsecretaria de Trabajo de Neuquén, a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, a la ART Galeno, al Defensor del Pueblo de Neuquén y a las Defensorías de Niños, Niñas y Adolescentes de la Provincia solicitando que intervengan.

El gremio convocó para este lunes a asambleas en cada seccional para poner a consideración un pedido de renuncia para la ministra de Educación, Cristina Storioni, y del subsecretario de Obras Públicas, Roberto Deza. También definirán acciones para reclamar justicia por los tres fallecidos en Aguada San Roque.


Comentarios


La vuelta a clases presenciales tiene más de 150 escuelas en obra en Neuquén