Aún no resuelven la falta de defensores penales oficiales

Hay sólo un defensor para atender esta semana las causas. Por eso, hoy hubo muy pocas audiencias y tuvieron que volver a programar otras. El problema se arrastra desde que entró en vigencia la reforma procesal.



#

Hubo que volver a programar las audiencias.(Foto: Archivo )

Aún no resuelven la falta de defensores penales oficiales

El Poder Judicial de la provincia difundió la semana pasada un informe que indica que en marzo pasado hubo 291 audiencias del fuero penal en el edificio de Tribunales de Bariloche. El dato arroja un promedio de unas 10 audiencias diarias si descontamos los feriados. Un registro que refleja el ritmo vertiginoso que el nuevo Código Procesal Penal le imprime a los procesos.

Sin embargo, el sistema arrastra un problema estructural desde que entró en vigencia: la falta de defensores penales oficiales, que se ha transformado en el talón de Aquiles del sistema.

Hoy martes, por ejemplo, hubo muy pocas audiencias. La explicación oficial es que hubo que suspender o volver a programar audiencias porque sólo había un defensor oficial para atender las causas de Bariloche, Dina Huapi, El Bolsón, Pilcaniyeu, Ñorquinco e Ingeniero Jacobacci. Los otros dos defensores oficiales están con licencia, indicaron en la Oficina Judicial.

Contratar un abogado para la defensa en un juicio tiene un costo oneroso.

Del otro lado de la cerca está el Ministerio Público Fiscal, que concentró la mayor parte de los recursos humanos y económicos. Funciona como la vidriera de la reforma procesal penal. Las diferencias están a la vista.

En Bariloche hay 2 fiscales jefes, Martín Lozada y Eduardo Fernández, y 9 agentes fiscales (incluyendo a uno de El Bolsón), además hay 2 fiscales adjuntos y cada fiscal tiene varios empleados.

“Toda persona tiene derecho a la asistencia y defensa técnica letrada efectiva, que será garantizada por el Estado”, asegura el Código Procesal Penal vigente.

Sin embargo, la realidad muestra otra situación. Abogados que transitan con frecuencia las salas de audiencias reconocieron en diálogo con Río Negro que “no hay igualdad” entre la estructura que tienen los fiscales y los defensores oficiales.

Así los defensores oficiales tienen muchas complicaciones para trabajar en su propia teoría del caso como exige el nuevo sistema procesal. No tiene herramientas para desarrollar una investigación.

Hay casos donde el defensor oficial apenas tiene un puñado de minutos antes de que comience la audiencia para entrevistar al imputado y conocer de qué se trata la causa.

La ley del Ministerio Público establece que en cada Circunscripción Judicial “habrá un agente fiscal por cada fracción no mayor de 20.000 habitantes y un defensor en el Fuero Penal cada 3 fiscales. No obstante ello, podrán excepcionalmente incrementarse los números indicados, para aquellos lugares de mayor índice de conflictividad”.

La Resolución 7 del Consejo de la Magistratura, que se dictó el 27 de marzo pasado, llamó a concurso para cubrir un cargo de defensor penal en Bariloche, pero todavía falta un largo camino por recorrer hasta la designación


Comentarios


Aún no resuelven la falta de defensores penales oficiales