“Ayudando a vivir cumplió 12 años”



Toda existencia humana tiene que ser alcanzada por los valores que constituyen una vida más sana, activa, integral y digna. Así, con una mirada y una actitud contemplativa hacia los adultos mayores, Ernesto Fortini formaba un 7 de noviembre del 2001 “Ayudando a vivir”, uno de los primeros grupos de la tercera edad. Esta buena y noble acción ha cumplido 12 años de permanente actividad. Los primeros años caminaron a la deriva, sin tener un espacio físico. Fue todo un gran desafío con muchas pruebas, obstáculos y críticas. Pero esas pruebas no desanimaron a este hijo y vecino de Cinco Saltos, al contrario, más allá de desilusiones, frustraciones y contrariedades hoy el grupo sigue vigente, en continuo movimiento y creciendo a favor de los abuelos. Hoy cuentan con un lugar fijo que, generosa y gratuitamente, integrantes del mismo ofrecen abiertamente al que quiera sumarse a esta gran familia otoñal. Actualmente cuentan con 45 personas y varias ya han partido al cielo. Desde hace 12 años realizan diferentes actividades sociales, viajes, recreación y mucha diversión, cultivando juntos la creatividad, la amistad, el diálogo y activando la capacidad de transformar nuestro atardecer de la vida. Parecería que al llegar a viejos ya somos descartables. Ernesto para su gente, no quiere que claudiquen porque ellos son la reserva cultural de nuestro pueblo, transmiten la justicia, el trabajo duro, la historia y los valores, sin un título, así, en la simpleza y en el silencio transmiten las memorias de Cinco Saltos. Para Ernesto ha sido difícil y desgastante. Cuántas veces habrá querido tirar todo por la borda, pero como hombre de bien y en concreto gesto de solidaridad, caridad y amor sigue adelante con errores, aciertos, asperezas y diferencias ¡donde no las hay!, para que nuestros abuelos disfruten la vida en su atardecer y crepúsculo al que el señor nos ha concedido llegar. Con los valores de un auténtico desarrollo humano, aprendiendo juntos a multiplicar alegrías, risas, llantos, abrazos, y sanando heridas del corazón, ¡porque la vida apura! Ernesto, tu servicio es una gota de agua en el inmenso océano, pero el océano no estaría tan lleno si no estuviera esa gota. Con mucho cariño, “Ayudando a Vivir”. Azucena Moron, DNI 0.668.757 Carlota Luna, DNI 9.745.916 Alberto Danil, DNI 5.491.845 Siguen más de 20 firmas Cinco Saltos


Comentarios


“Ayudando a vivir cumplió 12 años”