Barda del Desierto se despide con música y arte

La original residencia artística que se lleva a cabo cada enero en Contralmirante Cordero culmina este fin de semana con conciertos y la exposición de las obras resultantes del trabajo de los artistas llegados desde Latinoamérica, el país y la región.



#

Los artistas en la cima de la barda árida con el verde valle de fondo, una postal que resume la experiencia de Barda del Desierto. (Foto: archivo )

archivo

Comienza a despedirse Barda del Desierto 2019, la original y ya indispensable residencia artística comunitaria que cada verano se desarrolla en Contraalmirante Cordero. Con músicos en vivo y la exhibición de la producción artística resultante tras casi un mes de trabajo cerrará, hoy y mañana, su sexta edición (ver aparte).

Con una marcada mirada latinoamericana, este año, los artistas convocados llegaron desde el sur del continente y se dejaron fascinar por el paisaje árido y rojizo de la estepa y verde de la cercanía del río Neuquén y su grueso brazo artificial, el canal principal de riego.

Los tres pilares que guiaron la producción artística de este verano fueron la comunidad, el arte y la educación, y así lo reafirmó Nicolás Rey, el hombre detrás de escena que hace seis años viene impulsando el evento y consiguiendo el apoyo de las diferentes instituciones que lo hacen posible.

Barda del Desierto se trata de una residencia en la que artistas contemporáneos envían sus proyectos y, luego de una selección exhaustiva, son convocados a pasar un mes en Cordero, donde desarrollan sus ideas y producen su arte. Con sus trabajos intervienen artísticamente el pueblo y generan intercambio con sus habitantes.

Elena Oasek, artista residente.

Durante casi un mes, la Escuela 135 se transforma literalmente en un gran atelier con salones de exposición, talleres y centros de producción artística. Allí se llevaron adelante, desde el 4 de enero, todo tipo de presentaciones como workshops, lecturas de portfolios, proyecciones de cine a cielo abierto y conferencias abiertas al público de manera libre y gratuita.

“No cobramos, pero sí exigimos a los artistas que hagan una devolución a la comunidad: preparar un taller, dictar un seminario, brindar un workshop abierto a la comunidad”, explicó Nicolás Rey.

Mediante un convenio con el ministerio de Educación y del Consejo Escolar, esta plataforma independiente recibe el apoyo del Consejo Federal de Inversiones y el principal sponsor es la municipalidad de Cordero y Barda del Medio. Además, el Fondo Nacional de las Artes junto a empresas y emprendedores locales también aportan su granito de arena. El principal sponsor está dado por el municipio de Cordero y Barda del Medio.

De visita en los grandes hornos ladrilleros, uno de los puntos de intervención artística.

La clave de esta residencia es, justamente, la apertura. “Esto no es algo privado para que los artistas hagan su desarrollo, sino que vienen con el proyecto que presentaron y trabajan en él. Y siempre es algo vinculado con la comunidad de Cordero y con la geografía y el paisaje de la barda”, precisó.

“La experiencia en Barda funciona bien con la comunidad”, sostuvo Nicolás; y aclaró que “los artistas se comportan como los ojos externos de los vecinos”, ya que, para él, “interactuar con personas de otras partes del mundo en el pueblo llena a la gente”, aseguró.

El principal interés de la organización de la residencia, por estos días es generar la participación del público. “Vamos agotando estrategias para convocar a vecinos y vecinas para que participen”, contó y reveló que ya de por si los artistas suelen irse fascinados por lo que vienen a hacer a Cordero.

“No es algo privado para que los artistas hagan su desarrollo, sino que vienen con un proyecto que siempre está vinculado con la comunidad y su geografía”.

Nicolás Rey, sobre Barda del Desierto

La original residencia artística que se lleva a cabo cada enero en Contralmirante Cordero culmina este fin de semana con conciertos y la exposición de las obras resultantes del trabajo de los artistas llegados desde Latinoamérica, el país y la región.

Datos

“No es algo privado para que los artistas hagan su desarrollo, sino que vienen con un proyecto que siempre está vinculado con la comunidad y su geografía”.
El cierre de la sexta edición de Barda del Desierto tendrá dos partes: por un lado, la exhibición de los trabajos resultantes de la residencia, que podrán verse hoy y mañana, de 19 a 22. Allí estarán Andrés Felipe Castaño (Colombia), Laura Andreato (Brasil) y Gabriela Munguía (México), Elena Olaszek (Argentina y Brasil), Tomás Bartoletti (Argentina, Berlín) y Marco Antonio Herrera (Perú), Fernando Toth y Carlos Mustto (Argentina). Artista en intercambio: Yessica Diaz Mendoza (México). Curadores invitados: Andrea Beltramo y Pablo Caligari (Argentina)
Mientras que el festival de cierre será mañana, de 19 a 00:30, y contará con el Foli Ensamble de Percusión de la ESRN N°122 de Cordero, Ailuz, Celeste y Las Mil Jarillas (Buenos Aires), Ballet Folklórico Purrum Aluhe, Diego Marchionatti, Tomás Aristimuño, Fer Toth y Los Cuentos de la Buena Pipa (Rosario).

Comentarios


Barda del Desierto se despide con música y arte