Bariloche invita a saborear Semana Santa

Del 1 al 4 de abril, la Fiesta Nacional del Chocolate propone un calendario de shows imperdibles. El trekking y las actividades lacustres fueron las estrellas del verano y vuelven a sorprender.

El Refugio Jakob es un clásico de Semana Santa. Fotos Alfredo Leiva.

El Refugio Jakob es un clásico de Semana Santa. Fotos Alfredo Leiva.

“Venía a saborear Semana Santa a Bariloche”. Con ese mensaje, que conjunga la exquisitez del chocolate, el producto destacado de estas pascuas, y la variedad de propuestas al aire libre, Bariloche se impone como uno de los destinos destacados para el próximo fin de semana extra largo.

Con todas las excursiones y paseos habilitados, la ciudad andina ofrece una multiplicidad de actividades para disfrutar y se espera una respuesta masiva del turismo que no cesó desde el comienzo de la temporada de verano.

Sin dudas el chocolate es el atractivo central de esta Semana Santa porque se realizará una nueva edición de la fiesta que trae novedades con un paseo del chocolate al aire libre que tendrá aforo limitado en el Centro Cívico, donde estarán las principales chocolaterías con sus productos. Además habrá juegos y acciones para compartir en familia (ver abajo).

Fuera del circuito chocolatoso, los paisajes preparan sus mejores tonos otoñales aunque el tiempo extendió las condiciones de verano más de lo previsto y los colores ocres y amarillos recién comienzan a asomar de manera tímida.

El lago Nahuel Huapi, siempre es el testigo de los buenos momentos.

Al aire libre

“Todas las excursiones y paseos están habilitados, solo esperamos que el tiempo acompañe como está previsto”, destacó el secretario de Turismo local, Gastón Burlón, quien recordó que el trekking y las actividades lacustres fueron las estrellas del verano y se espera que repitan su éxito estos cuatro días de mini vacaciones.

En el lago Nahuel Huapi, todos los días los catamaranes de Turisur y Cau Cau salen para la isla Victoria y el Bosque de los Arrayanes. La navegación inicial desde el puerto Pañuelo, ubicado en la Península Llao Llao, es de una hora hasta el desembarque en la Península de Quetrihue (en Villa La Angostura) donde está inserto el bosque milenario. Luego el catamarán continúa viaje a la isla más grande del lago donde se pueden recorrer senderos hasta la playa del Toro y descubrir pinturas rupestres.

El paseo se extiende por 5 horas y el costo es de $3.580 para mayores de 13 años y $ 1.790 menores y jubilados. A este valor se suma el ingreso al parque nacional Nahuel Huapi y la tasa de embarque se que se abona en el puerto Pañuelo antes de zarpar.

También en el lago Nahuel Huapi hay una excursión más íntima y sorprendente: la exploración al brazo Tristeza. La salida es desde la Bahía López, en el Circuito Chico, y se navega a bordo del Kaiken por aguas mansas aquietadas por el resguardo de las montañas. El paseo combina navegación y un trekking corto para descubrir una cascada imponente en el medio de un bosque. La aventura se extiende por 4:30 horas por un valor de $4.200.

Al final del brazo Tristeza hay una cascada imponente.

En tierra, el trekking es la gran apuesta. Hay senderos cortos y accesibles en el parque municipal Llao Llao (gratis) para adentrarse en el bosque y tener contacto con la flora nativa. Un punto destacado es conocer la zona de Villa Tacul con hermosas playas en la costa del Nahuel Huapi pero además hay senderos para llegar a la playa de los Troncos, el lago Escondido y al otro lado de la ruta, bordear el lago Moreno y tener otras vistas del hotel Llao Llao.

El Valle del Chalhuaco y la Cascada de los Duendes siempre son también una buena opción para caminar con niños. En la última, ubicada en el área del lago Gutiérrez, hay un sendero interpretativo con información de la flora y fauna del parque Nahuel Huapi, y una opción que requiere más exigencia por su pendiente, que permite llegar al mirador que ofrece vistas imponentes.

También permanecen habilitados todos los refugios de montaña a los que se debe llegar previo registro de trekking obligatorio y con reserva para pernoctar porque hay aforo limitado y protocolos especiales por el coronavirus. El Jakob es un clásico de Semana Santa (pernote $1.600, pensión completa $3.600).

El registro de trekking es obligatorio para cualquier sendero de montaña. Se realiza online desde la web www.nahuelhuapi.gov.ar. Para consultar circuitos y travesía hay un sitio específico: barilochetrekking.com

Vista desde el cerro Campanario:lagos y montañas, la mejor postal.

Las excursiones terrestres tradicionales también tienen amplia oferta. Circuito Chico se puede realizar de manera individual, en bicicleta o con un tour ($900). La parada obligada es el Punto Panorámico y visitar el poblado de Colonia Suiza que tiene buena oferta gastronómica al paso y artesanías. El cerro Tronador es otro paseo destacado para contemplar los glaciares de alta montaña y la Cascada de los Alerces. Esta excursión lleva gran parte del día porque demanda 10 horas y cuesta $2.700.

Precios

$200
cuesta una pinta de cerveza artesanal. El precio puede variar según el estilo elegido y la mayoría de las cervecerías tiene happy hour de 18 a 20, con precios reducidos.
$400
es el valor de una porción de papas fritas con cheddar, cebolla de verdeo y panceta, para acompañar la cerveza.

Los cerros con medios de elevación también tienen propuestas para la Semana Santa. Se puede ascender por telesilla al cerro Campanario que tiene una de las mejores vistas del paisaje de Bariloche y una confitería en la cumbre. El costo es de $600 adultos y $300 menores de 6 a 12 años.

El Teleférico Cerro Otto también te lleva a su cumbre en las clásicas góndolas rojas que trepan la montaña en plena ciudad, a la altura del kilómetro 5 de la Avenida de los Pioneros. El pase cuesta $1.200 para mayores $500 niños de 6 a 12 años y en la cima además de las vistas increíbles, se puede disfrutar de las delicias de la confitería giratoria, su galería de arte con réplicas de Miguel Ángel y caminatas.

Chocolate en un circuito al aire libre

La Fiesta Nacional del Chocolate potencia todos los sentidos. Por eso además de degustar el sabor del chocolate artesanal y los clásicos huevos y figuras de pascua, la ciudad se llena de colores en el paseo que se extenderá por la calle Mitre desde los arcos hasta la calle Frey (abre el jueves a las 14).

Las chocolaterías de Bariloche un atractivo que conquista el paladar con su sello único.

En cada cuadra habrá una decoración especial alusiva a las pascuas con los huevos gigantes intervenidos por artistas, conejos y otras figuras. Además habrá estaciones para tomarse fotos y sorpresas.

En el Centro Cívico se instalará la Casa del Conejo y el boulevard Independencia estará la “universidad del chocolate”, un paseo al aire libre pero con aforo limitada para el cual se deberá retirar las entradas gratuitas de manera previa. Allí encontrarán actividades y se podrá aprender todo sobre el chocolate con juegos divertidos como la cata a ciegas, memotest chocolatoso, arte con chocolate, entre otros.

También habrá espectáculos gratuitos en el teatro La Baita: Bigolates de Chocote para los más chicos (tres funciones viernes sábado y domingo a las 18). Otros espectáculos de circo, música y cuentos se podrán disfrutar en el Anfiteatro de Villegas y Moreno, en plaza Nilpi y en Colonia Suiza en El Conventillo.

El artista Pablo Bernasconi presentará viernes, sábado y domingo la muestra El infinito (poesía visual y escrita) en el espacio Soria Moria, en Circuito Chico.

Para poder ingresar al predio de la Universidad del chocolate, es necesario sacar una entrada online en la página www.fiestadelchocolate.com.ar, seleccionar fecha y hora. Se podrán generar hasta 4 entradas por familia.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Bariloche invita a saborear Semana Santa