Causa Nahuel: audio revelador y contradicciones del jefe de los Albatros

Pablo Berra declaró en los últimos días. Su versión no coincidió en algunos tramos con la del principal sospechoso del disparo, el prefecto Javier Pintos.

10 sep 2018 - 00:00

“Yo quiero creer que ninguno de estos es un enfermo mental que disparó a matar gente”. El mensaje de voz pertenece al oficial principal de Prefectura Naval Pablo Rubén Berra y quedó registrado en su celular.

Berra era el jefe de la patrulla de Albatros que la tarde del 25 de noviembre pasado incursionó en la zona de Villa Mascardi cuando ocurrió el homicidio de Rafael Nahuel. El oficial declaró el viernes ante el juez federal Gustavo Villanueva, que tiene a su cargo la causa por la muerte de Rafael, la fiscal interina Sylvia Little, los abogados por la querella Marcos Miguel y Estanislao Cazaux y las defensoras particulares del albatros Francisco Javier Pintos, que está imputado como presunto autor del homicidio de Rafael.

Según fuentes con acceso a la causa, durante su declaración que se extendió por casi 3 horas y media, Berra aportó una versión que en varios tramos no coincide con los testimonios de otros albatros. Es más, difiere con la indagatoria de Pintos.

Berra declaró que escuchó por el equipo de comunicaciones que integrantes de la patrulla pedían apoyo “y autorización para usar munición letal porque estaban bajo fuego”.

Dijo que les respondió a los albatros que estaba en la montaña que “procedan en consecuencia”. Después, aclaró que “proceder en consecuencia significa que procedan de acuerdo a los protocolos”. Sostuvo que escuchó una detonación de arma de fuego.

Berra indicó ante el juez que Pintos le dijo que había perdido un cargador, porque se cayó y se clavó una rama en la pierna. Sin embargo, Pintos cuando fue indagado el 5 de julio pasado nunca mencionó que se había lesionado.

El jefe de la patrulla comentó que le asignó a Pintos una de las pistolas de aire comprimido y una pistola Pietro Beretta (calibre 9 milímetros) y al cabo segundo Juan Ramón Obregón una pistola ametralladora MP5, y una pistola Pietro Beretta. Pero otro testigo declaró ante el juez que le había dado un fusil MP5 a Pintos cuando subieron a la montaña tras el pedido de apoyo de sus compañeros.

Pintos dijo ante el juez que fueron rodeados por un grupo de encapuchados y que algunos les dispararon con armas de fuego. Afirmó que pidieron autorización para usar sus pistolas y que hizo varios disparos “a 45 grados, hacia la tierra”.

Cazaux pidió a Berra que explique el mensaje de voz hallado en su teléfono. Villanueva consideró impertinente la pregunta. Pero el querellante insistió y solicitó que se modifique el tenor de la declaración, se releve de juramento de decir verdad a Berra y se le reciba declaración indagatoria. Para la querella el testimonio del jefe de la patrullaba rozaba el falso testimonio.

Al final, Villanueva notificó a la fiscal interina, la defensa y los querellantes que reproduciría el audio aportado por la PSA. Berra dijo que no recordaba si alcanzó a enviar ese audio.

El juez aún no resolvió la situación procesal de Pintos ni cambió la carátula de la causa, que sigue identificada como “muerte dudosa”.

Hay una pericia clave ordenada por el juez sobre las ropas de Nahuel, Fausto Jones Huala y Lautaro González, para constatar la presencia de pólvora o de pintura.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.