Bibiana homenajea al viento con su casa de té, en Moquehue

Hui-Hui ofrece experiencias con carácter. Su anfitriona explica de qué trata su emprendimiento tan nuestro, artesanal y personal.



#

Por Karina Masciotra

En invierno Villa Pehuenia-Moquehue nos espera ofreciéndonos un paisaje único, teñido de ese blanco puro donde la nieve es la gran protagonista de la temporada. Tan solo imaginarse despertar en un paraíso, saborear un rico desayuno o merienda en familia, apreciar el paisaje que nos regala el majestuoso lago Aluminé y Moquehue, todo teñido de blanco, es una experiencia verdaderamente distinta para quienes desean un contacto más cercano con la estación invernal.

La oferta gastronómica de esta aldea de montaña ofrece un cálido servicio que recompone las fuerzas al final del día. Chocolates humeantes y exquisiteces dulces de montaña o un plato de productos regionales nos brindan sus aromas para que también se reconforte el alma.

La elaboración artesanal de la oferta gastronómica y la utilización de productos regionales en cada receta han convertido a esta pequeña aldea de montaña en la Capital de la Gastronomía Neuquina, recibiendo el reconocimiento de todos sus visitantes como un destino capaz de ofrecer experiencias culinarias con carácter.

Este es el caso de la Casa de Té “Hui Hui” donde Bibiana Migliorisi, su dueña, nos espera para saborear un riquísimo blend, en un rinconcito de esta aldea patagónica, porque irnos de viaje no es solamente sacarse una foto y ver paisajes, sino también es conocer lugares que nos acercan a apreciar su identidad.

“Este lugar apacible patagónico, nace de un sueño hace ya 19 años, de la necesidad incontenible de vivir rodeados de montañas y de la más pura naturaleza. Este sueño se vio alimentado gracias a las maravillosas canciones, cuentos e historias mapuches interpretadas por Aimé Paine. Nace en las primeras nevadas, suaves y tenues bajo dos pinos, donde el Claro de Luna bautizó el lugar con este nombre tan especial para nosotros”, afirmó la anfitriona.

“Hoy, custodiada por nuestro amigo y maestro mapuche Don Segundo Quintupil, a quien le debemos la bendición y protección dada en este viaje que ha cambiado nuestras vidas y se convirtió en el hogar de nuestros sueños”, contó Bibiana con profunda emoción.

En primera persona: el porqué de Hui Hui

Su nombre se debe a la curiosidad acerca de la cultura mapuche. “Una amiga me entregó una grabación casera Mapuche de Aimé Paine. Cuenta la historia que Aime Paine iba recorriendo lugares y enseñando su cultura, esa grabación la tenía en mi poder pero nunca la había escuchado hasta que un día me dio curiosidad saber de qué se trataba”, sostuvo Bibiana. “La misma contaba las costumbres y cantaba las canciones mapuches y entre ellas Hui Hui, que en este idioma significa viento. Y de ahí salió la idea de ponerle el mismo a este emprendimiento tan nuestro, artesanal y personal...”, agregó.

La casa de té nos espera no solamente con sus ricos blends sino con su pastelería casera que tienta a propios como a turistas, su especialidad, tarta de manzana con crumble, es aclamada por el público que la visita. También nos ofrece alfajorcitos caseros de maicena, torta de ricota, de frutos rojos y la clásica Selva Negra son solo algunas de sus exquisiteces.

“En este lugar te sentís como en tu casa, comes algo casero, artesanal con ese gustito de familiaridad que a la gente tanto le gusta y busca, ese reparo que solo te da el calor de la familia”, comparte.

Esta Casa de Té se encuentra en Moquehue, sobre RP11 a 1 km de la Oficina de Informes Turísticos de Moquehue. Un sitio único para los amantes de la tranquilidad y la naturaleza de los ambientes cordilleranos, donde lo simple resulta maravilloso. Para este invierno 2018 ofrece horario corrido de 14 a 18.45 todos los días.


Comentarios


Bibiana homenajea al viento con su casa de té, en Moquehue