Bicentenario del Archivo General de la Nación






Un homenaje al espacio físico que contiene y resume nuestro pasado nacional, sitio de indudable recurrencia y consulta para historiadores y otros académicos.


ARCHIVO GRAL.DE LA NACION. FUE RECONOCIDO POR LA UNESCO COMO PATRIMONIO DE LA HIMANIDAD.EL 24/11/97

El 28 de agosto de 1821, el por entonces gobernador de Buenos Aires, general Martín Rodríguez, suscribió el decreto por el que se creaba, en el ámbito de ese Estado provincial, el denominado Archivo General, con sede en la ciudad del puerto.

Fue ese el puntapié inicial para la posterior conformación del actual y prestigioso Archivo General de la Nación, evento del que en la actualidad se cumplen doscientos años.

Como bien se señala en la página oficial de ese organismo: “Cuando la ciudad devino en Capital de la República Argentina, muchas de las instituciones bonaerenses pasaron a ser de todos. Así fue que en 1884 el Archivo General que gestionaba la provincia de Buenos Aires, se convirtió en el Archivo General de la Nación, en paralelo a la consolidación del Estado Nacional y a la federalización de la ciudad de Buenos Aires”. Aclaro que la federalización aludida se produjo en 1880, durante el último mes de la Presidencia de Nicolás Avellaneda -ley 1.029 del 21 de septiembre de 1880-.

El organismo se encuentra legislado por medio de la ley 15.930 del 5 de octubre de 1961, que lo define, al decir, en artículo inicial: “El Archivo General de la Nación, dependiente del Ministerio del Interior, es un organismo que tiene por finalidad reunir, ordenar y conservar la documentación que la ley le confía, para difundir el conocimiento de las fuentes de la Historia Argentina”, el restante articulado se refiere a sus funciones, atribuciones y demás normas de funcionamiento.

Su riqueza documental, que alberga lo más profundo de nuestra Historia Patria, me exime de mayores comentarios al respecto.

En la actualidad está a punto de mudarse al nuevo edificio especialmente construido en el barrio porteño de Parque de los Patricios, en el predio que ocupara la demolida cárcel-torre, que guarda todos los recaudos y características específicas para su óptimo funcionamiento.

Dejará, así, el viejo y coqueto edificio que lo albergara desde antaño en la avenida Leandro N. Alem 246, en el corazón de ciudad de Buenos Aires.

Sean estas apretadas líneas, un homenaje al espacio físico que contiene y resume nuestro pasado nacional, sitio de indudable recurrencia y consulta para quienes nos vemos en la necesidad de ahondar en ello.

* Presidente de Junta de Estudios Históricos de Neuquén


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Bicentenario del Archivo General de la Nación