Bomberos que se retiran se quedan sin obra social

Algunos prestaron 25 años de servicios gratuitos y sólo reciben como compensación una pensión graciable mínima





CIPOLLETTI (AC).- Después de 25 años de servicios gratuitos al Estado provincial, los bomberos voluntarios retirados sólo reciben como compensación una pensión graciable mínima y quedan al margen de la cobertura social del Ipross.

Los que pueden, de esa pensión pagan de manera personal su cobertura, pero los demás están librados a sus propias posibilidades de asistencia, y de su grupo familiar, que son limitadas al extremo.

Un grupo del Centro de Bomberos Retirados de Río Negro planteó ayer la inquietud a este diario.

Una de las personas, oriunda de Cipolletti, graficó la situación indicando que "tras 25 años de servicio, en un trabajo de alto riesgo muchas veces, no nos pagan ni siquiera la obra social. ¿Qué pasa? ¿Ese es el reconocimiento por tantos años en favor de la comunidad?.

El tema es que cuando los voluntarios pasan a retiro la provincia deja de realizar los aportes al Ipross y de tal forma automáticamente el Instituto se repliega en la cobertura.

Un voluntario retirado se "gana" por los 25 años de trabajo gratuito una pensión graciable de 215 pesos, que por las retenciones del banco privado operador se reduce a poco más de 180 pesos.

De allí, el que puede, reserva 27 pesos y se afilia al Ipross, para conseguir la cobertura básica.

En este virtual desamparo hay unos sesenta retirados en la jurisdicción rionegrina, porque los 110 retirados restantes tienen obra social porque han logrado insertarse de alguna forma en otro trabajo.

Los retirados que plantearon este caso a "Río Negro" dijeron que por una ley de 1993 se "faculta" al Ipross a brindar la obra social, pero no se lo ordena ni declara taxativamente, por lo que la cuestión queda librada al arbitrio del Instituto, hasta ahora con resultados negativos.

El 14 de abril las autoridades del Centro de Bomberos Voluntarios Retirados se entrevistaron en Cipolletti con el secretario de Estado de Salud Pública, Claudio Di Tella y el primer punto de análisis giró en base a este problema.

Gestiones sin resultados

Los retirados solicitaron de manera concreta la incorporación al Ipross y saben que Di Tella hizo gestiones en Viedma, pero tampoco tienen resuelta la ansiada admisión.

Desde el año pasado hay en la Legislatura -no fue presentado en sesión, pero circula por despachos diversos- un anteproyecto que luego de hacer alusión a la ley que faculta al Ipross a brindar la cobertura social, dispone la incorporación al Instituto, a costa del Estado, de los voluntarios retirados.

Ahora, la única alternativa que tienen estos servidores públicos en retiro -no sin antes cumplimentar una serie de engorrosos trámites- es pagar 27 pesos de su bolsillo para acceder al Ipross.

Para colmo, la admisión es por 30 días, aunque renovable previo análisis de las autoridades de la obra social provincial.

"No es justo lo que está sucediendo. Durante muchos años nosotros salimos a toda hora, corriendo riesgos, sin paga alguna. La pensión graciable es magra y aparte debemos hacernos cargos de la obra social", indicaron los integrantes del grupo que planteó el caso.

En ese contexto hicieron un llamado a las autoridades para que "sensibilicen" su actitud y hagan "el esfuerzo necesario para que accedan gratuitamente al Ipross todos los voluntarios retirados rionegrinos. No es mucha gente y al lado de lo que se gasta en otras cosas, esta es una inversión social, y también un reconocimiento, que no admite objeciones", sostuvieron.

Las gestiones para lograr la ansiada obra social datan de 1994, cuando Lidia Morettini estaba cargo de la cartera de Asuntos Sociales.

A partir de allí se sucedieron los funcionarios, y hubo notas, entrevistas, gestiones, contactos y proyectos, pero, en síntesis, nadie resolvió nada.

Ayer insistieron con su reclamo y plantearon la posibilidad alentados por que el número es pequeño y no tendría un costo elevado para la provincia.


Comentarios


Bomberos que se retiran se quedan sin obra social