Logo Rio Negro

Boxeo: el deporte de los guantes busca expandirse y llegar alto en Roca

Un grupo de entusiastas boxeadores entrenan a diario bajo la atenta mirada de Néstor Avendaño. Se preparan para nuevos desafío a partir de octubre.

El camino del boxeo amateur es largo, difícil de transitar y sinuoso en la mayoría de los casos; como tantas otras disciplinas, marcadas por el esfuerzo y la constancia. Para quienes se inician en esta actividad se abren puertas que tienen varios cerrojos por destrabar.

Las historias pueden variar en cuanto al destino, pero en su mayoría se mueven detrás de un mismo objetivo: llegar a competir en el ámbito profesional.

En Roca son varios los espacios dedicados a la práctica del boxeo que sufrieron las consecuencias de la pandemia y en estos meses pudieron retornar a la actividad con la apertura de los gimnasios.

Dentro de ese contexto algunos cerraron sus puertas y otros reanudaron los entrenamientos, superando las dificultades económicas que planteó la cuarentena obligatoria.

“En la pandemia los boxeadores que ya tenían peleas realizadas dejaron porque fue tanto el tiempo que pasó sin poder entrenar que abandonaron. Esos chicos que tenían 15-16 años ya tienen casi 18 y algunos dejaron de entrenar. Entonces nos cuesta conseguirles rivales para que se enfrenten. La mayoría de los que están en los gimnasios son nuevos y arrancaron recién este año”, aseguró el entrenador Néstor Avendaño, quien está al frente del Bocina Rock un lugar de entrenamiento que ya tiene nueve años.

En este espacio entrenan varios jóvenes que buscan hacerse un lugar dentro de una disciplina que no solo los forma físicamente, sino también los prepara en distintos aspectos de la vida.

“Tenemos el caso de Agustín Bretona que se inició a los 14 años y tiene diez peleas amateur. Hoy tiene 16 y no tiene rivales para enfrentarse porque los chicos de su edad abandonaron durante la pandemia. La parte psicológica también juega porque al estar tanto tiempo entrenando sin poder competir genera un desgaste mental importante”, afirmó Avendaño.

Algunos exponentes no abandonaron la disciplina y siguieron entrenando. Al mismo tiempo la actividad se reanuda de a poco y entre los objetivos aparecen compromisos cercanos.

“Ahora estamos entrenando para el campeonato rionegrino que se hace en Chichinales a principios de octubre. Nos van a representar cuatro boxeadores, Jonathan Garcés en la categoría hasta 66 kilos; Elio Sandoval hasta 81 kilos; Agustín Bertona en cadetes hasta 60 kilos y Nahuel Méndez”, expresó.

Unos siete boxeadores entrenan a fondo en el grupo de competencia. El espacio es reducido, pero sobran las ganas y se percibe la buena onda con la que encarar los ejercicios. El entrenamiento es exigente y plantea distintas dificultades para la puesta a punto. Varios provienen de distintos lugares para cumplir con las rutinas diarias.

Foto: Emiliana Cantera

“Los chicos son de Gómez, Alta Barda, Chacra Monte, Barrio Belgrano, la mayoría son de bajos recursos y hacen un gran esfuerzo para entrenar en los ratos libres que tienen luego del trabajo”, agregó Néstor.

El aporte económico es una dificultad que afrontan, pero surge cuando hay nuevos desafíos. “El apoyo de la Uocra está para los viajes a competir o para comprar los elementos de trabajo en el gimnasio. Hacemos alguna rifa o canasta familiar para juntar fondos. También ponemos nosotros cuando se puede”, concluyó.

Dato

4
boxeadores irán a competir en el campeonato rionegrino que se llevará a cabo en Chichinales

Comentarios


Boxeo: el deporte de los guantes busca expandirse y llegar alto en Roca