Buenos Aires: por el coronavirus, docentes no pueden atar las zapatillas de los alumnos

Por ese motivo se disparó la demanda de calzados con velcro.

Por protocolo, docentes no pueden atar las zapatillas de sus alumnos.

Por protocolo, docentes no pueden atar las zapatillas de sus alumnos.

Con un esquema de presencialidad cuidada y de manera progresiva por la pandemia de coronavirus, este miércoles comenzaron las clases, en algunos niveles, en la Ciudad de Buenos Aires y llamativamente el velcro es un aliado de los protocolos.

Es que para volver a la presencialidad, los docentes deben acercarse lo menos posible a los estudiantes y uno de esos acercamientos suele darse cuando a un chico se le desatan los cordones de las zapatillas. Esa situación ahora deberá evitarse.

La restricción afectará a muchos que aún no han aprendido a atarse los cordones solos.

En ese contexto, las casas de deportes tienen una gran demanda de calzados con velcro, que resultan mucho más sencillos de abrochar.

“Los chicos se adaptan a todo (...) El simple hecho de no poder ayudarlos a atar los cordones va a influenciar en el vínculo y va a exigir más autonomía de los chicos. Por eso el maestro tiene el desafío este año de apoyarse mucho más en la palabra para sostener y acompañar a los chicos”, explicó María José Anaya, maestra y psicóloga infantil a Clarín.

La preferencia por la opción de velcro se debe a su facilidad para poner y quitarse las zapatillas, pero no siempre son la opción ideal para la salud del pie.

Citado por Clarín, Leonardo Miguel Avila, traumatólogo infantil, explicó que desde el punto de vista ortopédico, es indistinto que chicos desde jardín de infantes hasta segundo o tercer grado, usen zapatillas de velcro o con cordones: "Lo más importante a la hora de elegir un calzado son el talón y la suela. La parte del talón debe ser firme y rígida mientras que la suela cuanto más blanda y flexible sea, es mejor ya que permite que las articulaciones tengan más movimiento".

"Recomiendo el calzado deportivo más que las zapatillas de lona o las líneas urbanas de las marcas deportivas. Los chequeos médicos son muy importantes. El primer control ortopédico es a los 3 o 4 años cuando la mayoría tiene pie plano (...) El segundo chequeo es previo al ingreso escolar, en primer grado, entre los 5 a 7 años como máximo, cuando suelen ser comunes los problemas con las rodillas”, agregó el médico.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Buenos Aires: por el coronavirus, docentes no pueden atar las zapatillas de los alumnos