Bush ganó cómodo en Virginia 

Su triunfo en la interna republicana le dio la mayoría de los 87 delegados en disputa.

Fairfax (EEUU) - George W. Bush obtuvo ayer una clara victoria en las primarias republicanas de Virginia, que le aseguran la mayoría de los 87 delegados que se disputan anoche en internas en tres estados.

Según las proyecciones de las cadenas de televisión, Bush obtendrá un cómodo triunfo sobre John McCain y de paso sumará 56 delegados a su candidatura presidencial.

Al proclamar su triunfo anoche, Bush, que se encontraba en Cleveland (Ohio), dijo que puede haber ganado por 15 puntos porcentuales de ventaja.

"Los electores de Virginia han rechazado la política de enfrentar a una religión con otra", indicó, en referencia a las denuncias del senador John McCain contra la "intolerancia" de líderes de la derecha cristiana que, como Pat Robertson, apoyan a Bush.

Bush y McCain se enfrentaron también ayer en primarias en el Estado de Washington y a asambleas informales (caucus) en Dakota del Norte.

En Washington, Bush y McCain disputaron 12 de los 37 delegados republicanos a la convención presidencial, mientras que Dakota del Norte definirá la distribución de otros 19 delegados.

La mayoría de los electores, un 51%, consideró que McCain lanzó ataques injustificados contra Bush, según los sondeos hechos en los colegios de votación por las cadenas de televisión.

Con los 56 delegados de Virginia, Bush, gobernador de Texas e hijo del ex presidente del mismo nombre, asume la delantera en la carrera por la obtención de los delegados a la convención presidencial.

En este momento, Bush tiene ya 149 delegados frente a los 96 de McCain, que cifra sus esperanzas de esta noche en la primaria de Washington.

Bush y McCain necesitan 1.034 del total de los 2.066 delegados a la convención presidencial republicana, prevista para finales de julio en Filadelfia, para asegurar la candidatura a la Casa Blanca.

En su mensaje de victoria, Bush dijo que es el candidato presidencial republicano que "une a nuestro partido, sin entregar principios" y que atrae electores de otros sectores sin poner en riesgo la base electoral de la colectividad política.

Bush trata aún de borrar la avalancha de críticas que ha recibido por no denunciar, durante un mensaje que ofreció hace unas semanas en la Universidad Bob Jones de Carolina del Sur, las normas ultraconservadoras de esa institución universitaria.

Este centro educativo prohíbe las citas entre estudiantes de diferentes razas y sus directivos han hecho duras denuncias contra la figura del Papa Juan Pablo II y la Iglesia Católica.

McCain dijo ayer en California que el Partido Republicano ha perdido las últimas dos elecciones generales y debe reconstituir su base ideológica, para evitar que la derecha extrema margine a los electores independientes y demócratas conservadores.

"Soy el mejor candidato y las encuestas -que indican que vencería en noviembre al vicepresidente Albert Gore por un mayor margen que el propio Bush- así lo confirman", sostuvo McCain.

(EFE) 


Comentarios


Bush ganó cómodo en Virginia