Caso Emilia Vera. La cipoleña desapareció el 1º de enero del 2016. Aún la siguen buscando.
Sociedad

Búsqueda de personas: las dos caras de la moneda

El Ministerio Público Fiscal de Río Negro activa el protocolo ante cada situación de desaparición. Muchas veces el hallazgo es un alivio, pero en otras se invade la privacidad. Y aunque se trate de decisiones propias, el Estado debe iniciar el rastreo.

“Me enteré por las redes sociales que me estaban buscando”, dijo sorprendido R.S., un hombre de 37 años que vio su foto en todos los medios regionales.

Es de Catriel y se había ido por sus propios medios a otra ciudad. Su familia, al no tener noticias sobre él, radicó la denuncia y se activó el protocolo de búsquedas de personas que tiene el Ministerio Público Fiscal (MPF) de Río Negro.

Estos casos se repiten continuamente, personas que deciden dejar su vivienda y aparecen por todos lados, buscados por un aparato estatal que pone muchos recursos en la búsqueda.

Del otro lado de la moneda están los hallazgos que llevan alivio, como un niño de 10 años que estuvo desaparecido varias horas hasta que se realizó la denuncia. Lo encontraron rápidamente. Las redes sociales y los medios de comunicación juegan un rol clave en ambos sentidos.

Hace un mes y medio la foto de un policía del COER de Cipolletti también se replicó por todos los medios, con la salvedad que tenía apenas algunas horas sin comunicación y que no se había radicado la denuncia.


Muchos de los casos de búsqueda de personas tienen el mismo resultado y es que se trata de decisiones propias, pero aún así, el MPF no tiene otra opción que activar la búsqueda. En el otro extremo están los casos de personas que no se encuentran o son halladas si vida.

Tres búsquedas por semana


En Cipolletti, en el primer trimestre del año, se iniciaron 34 búsquedas, algo así como tres por semana. Todas fueron halladas con vida y en “buen estado de salud” según informaron desde Fiscalía. Salvo excepciones siempre se resolvió antes de las 24 horas. En esta circunscripción la mayoría fueron hombres.

En el último tiempo, quizás por la viralización que ofrecen las nuevas tecnologías, nos encontramos saturados de imágenes o pedidos de datos sobre personas “desaparecidas”. Algunas historias logran colarse en la agenda de los medios, muchas terminan en crónicas policiales.

Casos trágicos


En Cipolletti, a Emilia Vera la buscan desde el 1 de enero de 2016 y nunca apareció. La Fiscalía asegura que la búsqueda nunca cesa, pero no hubo avances sobre su paradero.

#


En Catriel, hay otros casos paradigmáticos, como el de Félix Cara quien apareció sin vida en un bosque días después de abandonar su vivienda y el de Horacio Rodríguez que fue hallado un año y medio más tarde en un descampado. La familia de Félix logró, luego de muchos meses de lucha, que se dicte un protocolo de búsqueda que está en la Carta Orgánica local. Si bien tiene similitudes al del MPF, los agentes del organismos deben respetar el acta provincial.

“Nosotros tenemos que adecuarnos al protocolo del Ministerio Público Fiscal”, indicó Analía Díaz, fiscal adjunta de Catriel. La agente del organismo añadió también que la búsqueda no termina hasta no dar con el paradero. “El tiempo límite siempre es encontrar a la persona, no se abandonan las búsquedas”.

Por su parte, Fabricio Brogna, Fiscal General de Río Negro, aseguró que “desde la Procuración General y la Fiscalía General de la provincia se han comprometido todos los recursos con los que cuenta el Ministerio Público para colaborar con las fuerzas que tienen a su cargo la búsqueda y encontrar a todas las personas desaparecidas en el territorio provincial”.

Datos

34
búsquedas se realizaron en Cipolletti en el primer trimestre del año. Todas fueron halladas en buen estado de salud.
60%
son hombres. De las 34 personas que buscaron, 31 son hombres, 13 de ellos mayores de edad y 8 menores.


La inmediatez de la tecnología en los tiempos actuales muestra las dos caras de la moneda en la búsqueda de personas. Cuando una persona desaparece se activan todos los mecanismos disponibles a través de distintos organismos estatales. En la mayoría de los casos las búsquedas tienen una amplia difusión, sin embargo, el lógico paso del tiempo termina invisibilizando determinadas pesquisas que prosiguen a fuerza de pulmón de familiares y amigos.

Hoy, las imágenes e informaciones sobre averiguación de paraderos o búsquedas de personas invaden nuestra retina casi en la cotidianeidad.

Redes sociales, vidrieras comerciales, medios de comunicación, organismos oficiales y hasta postes de alumbrado público forman parte de los canales que exhiben desesperados mensajes de familiares.

Desde la Procuración General y la Fiscalía General de la provincia se han comprometido todos los recursos con los que cuenta el Ministerio Público para colaborar”.

Fabricio Brogna, fiscal general de Río Negro, sobre el rol del MPF.


En el último tiempo la Policía – y el MPF– se han transformado en una usina de búsqueda de personas, desde ancianos con problemas de salud, adolescentes en rebeldía y mujeres.

Las jóvenes, muchas de ellas madres que incluso se pierden con sus hijos menores, son las que generan mayor preocupación y sus casos son seguidos de cerca por las organizaciones que militan por el empoderamiento y los derechos femeninos.

Acompañamos a las fuerzas que tienen a su cargo la búsqueda para encontrar a todas las personas desaparecidas en la provincia”.

Fabricio Brogna, fiscal general de Río Negro, sobre el rol del MPF.


El MPF tiene un protocolo que incluso está a disposición en su pagina web, pero los límites son flexibles y a veces se toman decisiones a criterio de los fiscal de turno y la Policía.

Esto genera un desembolso de recursos humanos y económicos por parte del Estado. La guía de la Procuración pone en cabeza de la Policía el análisis sobre la “gravedad o urgencia” del caso.


Detalles del protocolo del Ministerio Público Fiscal


El Ministerio Público Fiscal de Río Negro ordena la aplicación de un protocolo de actuación ante la desaparición de personas y la búsqueda de niños/as desaparecidos.

La resolución se puso en vigencia en julio de 2017 para acompañar el cambio del Código Procesal Penal. En el texto hay una serie de recomendaciones y pasos a seguir en las denuncias de personas desaparecidas.

El protocolo, que es de carácter obligatorio, establece una serie de medidas entre ellas dar conocimiento a todas las unidades policiales de la Provincia adjuntando una foto y con datos que puedan colaborar con la identificación, también deben darle aviso a Gendarmería, la policía federal y demás fuerzas policiales como así también a los pasos fronterizos.

Otro paso importante es cargar la búsqueda de la persona en el registro provincial de personas desaparecidas. A su vez una serie de pasos para encarar la investigación. La diferencia con los menores es que ese caso deben pedir autorización a los padres o tutores para hacer pública la búsqueda.

También hay pasos a seguir cuando la persona aparece como darle la intervención a la Ofavi si es necesario.


Según información oficial, en Cipolletti se buscan más hombres que mujeres.


En lo que va del año se iniciaron 34 búsquedas de personas, todas con el mismo final: “fueron halladas en buen estado de salud” sostiene un informe del Ministerio Público Fiscal. De esa lista el 60% (21) son hombres.

Otro dato, que se destaca en el informe, es el tiempo de búsqueda, la mayoría apareció a las pocas horas. El más rápido fue un hombre que fue encontrado a los 23 minutos después de realizarse la denuncia. Fue por un problema de pareja y su compañera fue quien radicó la denuncia.

Otro caso que se resolvió rápido fue el de un niño de 10 años que estaba jugando y se escondió en un chacra, a los 50 minutos de activarse el protocolo lo encontraron.

En el otro extremo una joven menor de edad que decidió salir de su casa sin permiso y estuvo cuatro días desaparecida. En muchas oportunidades son los problemas de pareja o familiares las causas de las denuncias. En los menores prevalece la decisión de los jóvenes de abandonar el hogar sin el permiso de los padres.


Comentarios


Más Especiales

Búsqueda de personas: las dos caras de la moneda