Cada vez más familias van a los comedores barriales en Neuquén

El aumento de la pobreza, la baja oferta laboral y el cierre de las escuelas son algunas de las causas que lleva a que más familias de Neuquén recurran a la asistencia barrial.





En los comedores y merenderos de Barrios de Pie se reparte la comida en viandas. (Florencia Salto).-

En los comedores y merenderos de Barrios de Pie se reparte la comida en viandas. (Florencia Salto).-

Antes de la pandemia los comedores y merenderos barriales recibían, principalmente, a los niños de la familia. La crisis económica agudizada por el aislamiento provocó que las familias enteras requieran la asistencia para alimentarse. En el primer semestre, en Neuquén y Plottier el 37,5 de la población es pobre y el 5,2 es indigente.

Según el último informe del Indec, sobre el primer semestre del 2020, en el aglomerado de Neuquén y Plottier el índice de pobreza creció 8,9 puntos respecto al mismo semestre de 2019. La indigencia pasó del 4,4% a fines del año pasado a un 5,2% en la primera mitad de este 2020.

En diálogo con VOS A DIARIO, Sebatián Íbalo de la agrupación Barrios de Pie, confió que con la llegada del aislamiento todas las medidas que había comenzado a tomar el gobierno para mitigar las necesidades básicas de la población vulnerable. "Todo quedó corto por debajo de la necesidad y de la demanda", señaló.

En ese mismo sentido contó que "los comedores empezaron a recibir a toda la familia a principio de abril, con dos o tres semanas de parate económico, de imposibilidad de salir de la casa, porque son familias que viven del trabajo informal que es día a día, empezamos a ver la participación de todo el grupo familiar en los comedores".

Además, recalcó que el aumento de niños y niñas en comedores y merenderos de la ciudad también responde al cierre de las escuelas que, en muchos casos, le proporcionaban a los chicos una ración de comida diaria. "Esos chicos se volcaron en mayor número a los comedores barriales, eso lo vimos al otro día que cerraron las escuelas", confió Íbalo.

Los comedores barriales son asistidos por los gobiernos provincial y nacional, pero "siempre por debajo de la demanda". Es decir que, fundamentalmente, estos espacios se sostienen con el aporte de comerciantes y vecinos.

Barrios de Pie gestiona 30 comedores y merenderos en la ciudad, tres de ellos se encuentran en el sector de Cuenca XV y Peumayén, y otros cuatro en la meseta. Esos son, según Íbalo, los sectores de la ciudad donde se observan más necesidades.

En ese sentido, el dirigente de Barrios de Pie señaló que intensificaron el trabajo de los comedores de la zona de la meseta para colaborar con las familias y disminuir así, la cantidad de chicos que asisten al basural en búsqueda de comida. "En la meseta intensificamos el funcionamiento para que las familias no tenga que ir al basural a buscar la comida. La idea es achicar la cantidad de familias que tienen la necesidad de ir ahí", contó Íbalo.

A principios de septiembre, un chico de 13 años fue atropellado por el camión que trasladaba alimentos vencidos de supermercados, mientras esperaba junto a 15 personas para poder llevarse esa comida. Ese accidente actualizó una vieja problemática de Neuquén: muchas personas comen del basural


Quienes quieran colaborar con la tarea que realiza Barrios de Pie pueden dirigirse al local de Carlos H. Rodríguez 744, de lunes a sábados, de 8 a 17. O bien comunicarse telefónicamente al 299 4118135 (Marcela).



Comentarios


Cada vez más familias van a los comedores barriales en Neuquén