Caso López: el psicólogo de la joven denunció a la jueza Martín

“La terapia la dirijo yo”, recalcó el profesional, molesto por las consideraciones de la magistrada.



#

“Nadie, por más juez que sea, puede criticar y mucho menos tratar de dirigir cómo debe o no realizarse un tratamiento psicoterapéutico”, dijo Marín - Foto: Archivo.

El psicólogo Claudio Marín, terapeuta de la joven que acusó por abuso sexual al exlegislador Rubén López y al exfutbolista Luis Abramovich, denunció a la jueza Sonia Martín ante el Consejo de la Magistratura. Lo hizo por considerar que se inmiscuye en su profesión al reclamar una sanción ética del Colegio de Psicólogos, en su reciente resolución que dictó la falta de mérito de los imputados.

“Opinar sobre la conducta profesional de una ciencia ajena, eso es falta de ética. Inmiscuirse en el trabajo de otros profesionales e inferir arbitrariamente que se ha violado la ética de esa profesión, sin antes consultar a los organismos correspondientes, es una falta muy grave y más viniendo de un juez”, sostuvo Marín.

Hace notar el profesional que “mi forma de trabajar con este tipo de pacientes se adecua a la necesidad del paciente. No se puede tratar este tipo de paciente como a cualquier otro”.

Y añade: “Sobre abusos sexuales se requiere un tratamiento especial, y más cuando el terapeuta se convierte en su única contención. Cada paciente es único y nadie, por más juez que sea, puede criticar y mucho menos tratar de dirigir cómo debe o no realizarse un tratamiento psicoterapéutico, mucho menos plantear hipótesis sobre lo que siente o no la víctima y sobre su estado psicológico”.

Y continuó: “Decir que tengo que tratar a la víctima de semejante hecho aberrante como a cualquier otra, es tan aberrante como el hecho mismo. La terapia la dirijo yo y soy yo quién decide de acuerdo a los avances que se van logrando. Esta es mi forma de trabajar y sólo me debo a mis pacientes”. Agregó Marín: “Hacer la vista gorda en lo que a delitos sexuales sí sería faltar a uno de los puntos más graves del código de ética”.

Finalmente Marín le pregunta a la jueza: “¿Hace falta maximizar el hecho denunciado? Usted dice: ‘El psicólogo maximizó el hecho para que la víctima denunciara’. ¿No le parece que de por sí aberrante este tipo de delito? ¿Hace falta maximizarlo?”. Y pregunta “cómo puede decir la jueza que la víctima resignificó el episodio por la activa intervención del psicólogo, cuando usted misma infiere que no puede probarse”.

Finalmente, sostuvo que “falta a la verdad” la magistrada “cuando manifiesta en su dictamen que la víctima se negó a la revisación del ginecólogo del hospital”. “Mi paciente se presentó voluntariamente con el propósito de descartar toda posible infección que le pudiera causar el aberrante hecho. Está en el expediente de hospital”, concluyó.


El psicólogo Claudio Marín, quien acompañó a la Justicia a una joven a denunciar al legislador Rubén López por abuso sexual, sostuvo que “sólo cumplí con mi deber profesional”. Detalló cómo actuó frente al caso, en vinculación con otros profesionales. Y le respondió duramente al acusado por haber calificado de falso al hecho y atribuirle motivaciones políticas.

Te puede interesar: Denuncian al legislador Rubén López por abuso sexual, Más detalles de la denuncia contra López por abuso sexual, El legislador López pide licencia por la denuncia de abuso sexual en su contra.

Tras la revelación del caso, Marín fue amenazado de muerte en reiterados llamados telefónicos, que ya fueron denunciados.

“Detrás de todo lo sucedido hubo más profesionales que actuaron en resguardo y contención a la víctima”, aseguró Marín. Destacó la intervención del hospital de Cipolletti “que nos brindó urgentemente sus servicios en estos casos tan delicados”, en especial a la asistente social del hospital y al servicio de enfermería, que le aplicó a la joven vacunas, entre ellas la de HIV.

Puntualizó que en el momento de la sesión en que la joven confesó lo ocurrido tras la peña de Boca, “llamó a una médica para que me ayudara en lo referente a su estado físico, ya que era posible el contagio de infecciones”.

La profesional “se hizo presente en forma urgente y me ayudó a realizar todas las diligencias para preservar la salud de la paciente”, que también “fue atendida por el equipo de contención a la víctima en la fiscalía actuante”.

Marín dijo estar contenido “por muchos colegas, ya que todos coinciden en que mi actitud como profesional fue la correcta. No es la primera vez que realizo un acompañamiento con el objeto de contener y acompañar a un paciente víctima de esta clase de hechos”. Hizo notar que en este caso “la actuación no fue más que otra de las tantas, sin saber quién o quiénes son los culpables de este aberrante hecho”.

En respuesta a dichos de López. Marín dijo: “Le quiero decir a este señor que si no me conoce, tampoco yo lo conozco, salvo por sus referencias. Soy psicólogo clínico, atiendo a más de ocho personas por día, tengo trabajo como perito de parte y ser clínico es una gran ventaja. No soy guionista de cine como para inventar semejante relato. Nunca participé en política ni soy partidario de nadie”.

Añadió: “Ahora todo el mundo sabía de sus conductas pero nadie por su poder se animó a denunciarlo. Su marco de referencia habla por sí solo. No quiero que vuelva a hablar de mí ni de los profesionales que actuamos”.

Finalmente instó a “denunciar siempre. Callarse, ocultar, fingir que no pasó nada es favorecer el accionar de este tipo de delitos contra la integridad y la intimidad de las personas. En este caso, una mujer dijo ¡no! Se cruzó esa línea. Una mujer tiene el derecho de elegir con quién estar en su intimidad”.

Explicó que “forzar una relación o usar sustancias con el fin de aprovecharse de un cuerpo inerte es una de las psicopatologías más graves. Es peligroso, ya que una mujer que es víctima de estas sustancias queda totalmente indefensa y muchas veces ni se acuerda con quién o quiénes estuvo. Sólo le quedan las marcas en su cuerpo”.

“Una mujer víctima de sustancias queda totalmente indefensa y muchas veces ni se acuerda con quién estuvo”.

Claudio Marín, psicólogo de la denunciante.

Datos

“Una mujer víctima de sustancias queda totalmente indefensa y muchas veces ni se acuerda con quién estuvo”.

Comentarios


Caso López: el psicólogo de la joven denunció a la jueza Martín