#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Cartas: ¿El derecho al contagio?



Resulta que alguien frotó la lámpara y, aparecido el genio, se le ocurrió cuestionar las restricciones a la circulación y la cuarentena domiciliaria por abusiva e inconstitucional.

El sentido común dice que primero está la salud pública y después, allá a lo lejos, el derecho a irse de vacaciones o juntarse para un asadito.

A falta del menos común de los sentidos, está el planteo de si se pueden poner restricciones a la “libre” circulación mediante un decreto de necesidad y urgencia del presidente o de un gobernador.

La respuesta es que sí se puede, y con más razón si se trata de impedir la “libre” circulación de un virus.

Desde la vieja Roma nos llega como precepto que hay que vivir con honestidad, dar a cada cual lo suyo, y no dañar al prójimo.

Por eso se puede prohibir, por decreto, que no anden paseando el virus por diversión. “La Constitución no establece derechos absolutos, y todos los derechos en ella consagrados se gozan conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio, las que, si son razonables, no admiten impugnación constitucional” (CSJN, H.172.XXXV, entre muchos otros fallos.)

Además, “La ley no ampara el ejercicio abusivo de los derechos. Se considera tal el que contraría los fines del ordenamiento jurídico o el que excede los límites impuestos por la buena fe, la moral y las buenas costumbres” (Cód. Civ. y Comercial, art. 10). En el comentario a este artículo, leemos: “El derecho es una formidable herramienta de construcción y de organización de la sociedad. No obstante, el sentido de justicia que lo legitima impone límites para el ejercicio de los derechos individuales, pues está vedado tanto el aprovechamiento de unos a costa de otros como la satisfacción de los propios intereses en desmedro del ambiente y los derechos de incidencia colectiva”.

Julián Álvarez

DNI 7.574.027

Zapala


Comentarios


Cartas: ¿El derecho al contagio?