Un largo camino a casa

Carta de Lector

Por Carta de lector





No puedo llevarte en brazos, pero puedo mostrarte un camino…
Las enseñanzas del Señor son perfectas, son confiables, hacen sabio al sencillo.
Los mandamientos del Señor son rectos, traen alegría al corazón.
Los mandatos del Señor son son claros, dan buena percepción para vivir. La reverencia al Señor es pura, permanece para siempre.
Las leyes del Señor son verdaderas, cada una de ellas es imparcial.
Son más deseable que el oro, incluso del oro más puro. Son más dulces que la miel, incluso que la miel que gotea del panal. Salmo 19. 7-10 NTV.
Confía en la Providencia de Dios y refúgiate en su seno tierno. En Él hay un amor que nos libera en la angustia, él nos ampara en el en la noche oscura…
Camina los senderos del Cielo para así llegar a las puertas de tu casa y gozar de una estancia eterna a los pies del Señor…

Alberto Félix Suertegaray
DNI: 14169481

Roca


Temas

Roca

Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un largo camino a casa