Casi el 40% de los profesionales de terapia intensiva piensa dejar la especialidad luego de la pandemia

Así lo reveló una encuesta de la SATI. Bajos salarios y poco reconocimiento profesional son algunos de los motivos.

Una encuesta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) reveló que el 39% de los profesionales consultados dejará o piensa en retirarse de la especialidad cuando el mundo logre superar la crisis sanitaria.

Los motivos son varios y no siempre tienen que ver con la enfermedad sino principalmente con las condiciones en las que deben enfrentarla, según reveló la encuesta de la que participaron 138 UTIs, con un total de 2858 camas.

El sondeo reveló que el 61% de los encuestados no tiene previsto cambiar la especialidad de Terapia Intensiva después de la pandemia; el 9% piensa dejarla, y el 30% que evalúa hacerlo.

Entre los que ya lo tienen decidido y los que evalúan cambiar de especialidad suman 39% y los motivan principalmente los bajos salarios, con el 95% de las respuestas.

Pero los profesionales al frente de las UTIs también advierten entre las causas el bajo reconocimiento y el agotamiento, ambas en el 76% de los casos. Les siguen la necesidad de pasar más tiempo con la familia67%, y malas condiciones laborales y mala representación, ambas con el 47%.

Según la SATI el hecho de que “cerca de la mitad de los especialistas luego de la pandemia piensan o refieren dejar la especialidad” se debe “mayormente a bajos salarios y bajo reconocimiento de una especialidad, que es muy exigente y que está poco representada”.

Hasta la semana pasada, la cantidad de pacientes con coronavirus internados en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) a nivel nacional se ubicó por primera vez después de dos meses por debajo del pico de 5.119 registrado el año pasado, aunque todavía es una cifra elevada; en tanto que la curva de casos y fallecidos también continúa descendiendo con una baja del 24% y 14% respectivamente en las últimas dos semanas.

"Después de dos meses en los que la cantidad de camas ocupadas por personas con Covid-19 en las UTI era superior al pico de 2020, que se dio el 1 de noviembre con 5.119 internaciones, ayer se notificaron 5.092 pacientes", dijo hoy a Télam el bioquímico y analista de datos Santiago Olszevicki.

La ocupación de pacientes con coronavirus en las UTIs viene registrando un descenso desde el 14 de junio, cuando se registró el pico de esta última ola con 7.969 personas internadas con cuidados intensivos.

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) publicó su informe semanal y, si bien no es un relevamiento de todos los centros de salud del país sino sólo de aquellos que responden el cuestionario, ratificó la misma tendencia a la baja.

El reciente estudio, del que participaron en forma voluntaria 138 UTIs de centros de salud públicos y privados con un total de 2.858 camas, indicó que la tasa de ocupación descendió al 83%, del cual el 48% son pacientes con Covid-19.

Del total de los pacientes, cuya edad promedio es de 53 años (similar a la medida durante la segunda ola), el 69% requirió ventilación mecánica (ARM) y el 10% cánulas de alto flujo (CAFO), indicó el informe de SATI.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Casi el 40% de los profesionales de terapia intensiva piensa dejar la especialidad luego de la pandemia