Cayó una avioneta cerca de Bariloche: dos muertos

Un piloto local y un turista perdieron la vida en la zona de la estancia El Cóndor.





Alfredo Leiva

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Una avioneta Piper Cherokee que había salido del aeroclub de esta ciudad se precipitó a tierra en la estancia El Cóndor y murieron sus dos ocupantes.

El accidente se produjo en la tarde del viernes, pero la aeronave recién fue hallada ayer por la mañana, luego de un intenso rastreo por tierra y por aire.

El piloto fue identificado como Alistair Whewell, de 37 años, residente en esta ciudad, quien viajaba en compañía de Asin Berkotte, un turista interesado en sobrevolar la zona de estepa y los campos de la región.

De acuerdo al estado que presentaba, el avión impactó con violencia contra el suelo, en cercanías del aeropuerto internacional Bariloche, a unos 6.000 metros de la cabecera Este de la pista. Los dos viajeros habrían muerto en el acto a causa de las múltiples heridas sufridas.

Los médicos forenses y los peritos en accidentología trabajaron en el lugar durante toda la jornada, en la recolección de los primeros datos que luego serán analizados por la Junta de Accidentes de Aviación, dependiente de la secretaría nacional de Transporte.

Los voceros de la Fuerza Aérea y de la policía fueron muy cautas a la hora de evaluar las posibles causas del siniestro, aunque todo indicaría que se trató de un desperfecto mecánico. En la tarde del viernes (y también ayer) las condiciones del clima eran muy buenas, con cielo despejado y casi sin viento.

La avioneta estrellada pertenecía al aeroclub de El Maitén. Se trataba de un Piper PA 28 de matrícula LV-LDP, con capacidad para cuatro personas.

Esteban Lafosse, directivo del aeroclub, aseguró que Whewell tenía amplia experiencia como piloto, volaba con frecuencia en la zona y era socio de la entidad.

En un primer momento las actuaciones sobre el accidente estuvieron a cargo del juzgado de instrucción penal a cargo de Ricardo Calcagno, de la Justicia provincial. Pero luego la causa fue trasladada a la Justicia Federal, que trabaja en este caso con auxilio de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

Ni la policía ni la justicia brindaron mayores datos sobre las víctimas, aunque trascendió que el pasajero sería un turista de origen canadiense. Whewell, en tanto, forma parte de una familia reconocida en Bariloche y en la región que es dueña de la estancia Fortín Chacabuco, ubicada sobre la margen neuquina del río Limay.

Según lo informado, la aeronave despegó poco antes de las 18 con un plan de vuelo de una hora y punto de salida y regreso en el aeroclub local.

Todo indicaría que se trató de un viaje de interés turístico, cuyo recorrido abarcaría la zona de estepa ubicada entre Bariloche y Pilcaniyeu.

El último contacto radial de Whewell con la torre de control del aeropuerto fue a las 18.15 del viernes y no reportó ningún desperfecto ni irregularidad.

Cuando corrieron los minutos y el piloto no arribó a destino ni contestó nuevos llamados, la nave fue declarada en emergencia.

La búsqueda comenzó pasadas las 19, ya sin luz natural, y se extendió durante toda la noche. Participó personal de Defensa Civil, Parques Nacionales, Gendarmería, Bomberos Melipal y la Brigada Rural de la policía.

La noche transcurrió sin indicio alguno y con las primeras luces del día el rastrillaje se intensificó con apoyo aéreo, ya que se sumaron dos helicópteros y otras dos avionetas del aeroclub.

Alrededor de las 8 y justamente desde el aire fueron avistados los restos.

La nave había partido el viernes por la tarde y fue hallada a primera hora de ayer.


Comentarios


Seguí Leyendo

Cayó una avioneta cerca de Bariloche: dos muertos