César tuvo miedo, pero le ganó al coronavirus por el tratamiento con plasma

Araneda tuvo un cuadro complicado, pero no necesitó respirador. Los primeros informes señalan que es en esos pacientes en los que mejor funciona el tratamiento.





"A donar plasma, a donar plasma", dice al final de la entrevista con RÍO NEGRO, Cesar Araneda, el primer paciente en la provincia que logró recuperase del COVID-19 tras un tratamiento con plasma convaleciente.

El hombre que vive en Cipolletti hace cuarenta años contó que en tres días su situación mejoró "increíblemente". César, de 60 años, ingresó a la guardia del hospital el 13 de julio con síntomas compatibles con el virus. Fue diagnosticado con una neumonía y 24 horas más tarde se confirmó que tenía coronavirus.

Fue derivado al Policlínico Modelo y allí quedó internado. Su cuadro de salud era comprometido pero no tuvo necesidad de recurrir al respirador. Esto fue clave en la recuperación con el tratamiento ya que uno de los indicadores es que los pacientes no hayan necesitado de la asistencia respiratoria.

El miércoles 15 de julio la provincia autorizó el protocolo y dos días más tarde el hombre recibió la primera transfusión de plasma. Al día siguiente volvió a repetir el procedimiento. Su estado de salud mejoró notablemente y el miércoles le dieron el alta.

"Me recuperé muy rápido, a los dos días ya me sentía bien, con ganas de volver a mi casa. Entré con un cuadro de neumonía y al día siguiente me confirmaron que era positivo de covid-19. Estuve ´jodido´ pero no grave, no tuve dificultades respiratorias", detalló César. El hombre comenzó con fuertes dolores de cabeza y de espalda, fue al hospital y tras un chequeo se inició el protocolo.

El cipoleño reveló que se "asustó" mucho cuando le comunicaron que había dado positivo. "Me asusté, porque uno no tiene mucha información sobre el tema y con todo lo que se comenta me preocupé", contó. César, que se dedica principalmente a la construcción, presume que se contagió por su pareja, una paciente asintomática que aún se encuentran aisilada en un hotel de la localidad. La mujer, por su trabajo, estuvo expuesta y fue la primera de la familia en dar positivo. Los dos hijos que tienen en común se encuentran en aislamiento pero no tiene la enfermedad. Hasta el momento no presentaron síntomas y tampoco fueron hisopados.

César hizo hincapié en la importancia de la donación de plasma de los pacientes recuperados. "Hay que incentivar a la gente para que haga la donación porque es una forma de ayudar a los enfermos y a los médicos. A mí me ayudó mucho y es muy efectivo, en tres días me curó. Yo ya les avisé que cuando me digan voy a donar", señaló.

En el Policlínico hubo 12 donaciones de los 59 pacientes que estuvieron en centro de salud privado. Además hay otros dos pacientes que están bajo tratamiento. Fuentes de la institución informaron que uno de los pacientes ya mostró mejorías. En el hospital hay otros dos hombres en tratamiento pero su estado de salud es grave. Es que ambos hombres, menores de 40 años, están en terapia intensiva con respirador. Según los primeros estudios, el procedimiento tiene mayor efectividad en pacientes que no requieran asistencia respiratoria.


Comentarios


César tuvo miedo, pero le ganó al coronavirus por el tratamiento con plasma