CFK acusó a la oposición de tener un “default de ideas”

La Presidenta reclamó a los dirigentes opositores “que expliquen cuál es el modelo que quieren” y los invitó a que ayuden el gobierno a “corregir los errores”. “El objetivo (opositor) está puntualmente dirigido a tirar abajo los aciertos”, acusó.





La presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió hoy que “si se aprobaran los proyectos que presentan” los dirigentes opositores “en tres meses entramos en default”, cuando el arco antikirchnerista aspira a aprobar hoy el proyecto para subir la jubilación mínima al 82 por ciento móvil del salario.

La jefa de Estado acusó a la oposición de tener un “default” de “ideas, proyectos y propuestas” y de predicar “la catástrofe por la catástrofe”, por lo que le pidió a sus dirigentes que tengan “un poco de buena fe” ante la gestión de su Gobierno.

En un acto de asistencia financiera a provincias, la Presidenta reclamó a los dirigentes opositores “que nos expliquen de una vez cuál es el modelo de país que quieren” y advirtió que “nosotros tenemos éste, desde hace siete años, con estos resultados y estos logros”.

“Queremos que nos ayuden a corregir los errores, no que nos tiren abajo los aciertos”, prosiguió la mandataria, quien por ello advirtió que “el objetivo (opositor) está puntualmente dirigido a tirar abajo los aciertos y los buenos resultados, por eso una piensa que un poco de buena fe no les vendría mal” a los críticos del kirchnerismo.

Por lo que aseveró que “literalmente lo que se está apuntando es a la contra por la contra misma, al no por el no, fundamentalmente de un país que todos queremos superar, que es el país del default”, y advirtió que “hay también un default ideológico y un default de propuestas, de proyectos, de ideas”.

“Sería bueno produjeran ingresos de ideas y proyectos sustentables, viables, que no alteraran el superávit fiscal que nos permite hacer lo que estamos haciendo”, reclamó Fernández de Kirchner.

“Si se aprobaran los proyectos que presentan, en tres meses entramos en default”, dijo en obvia referencia a la pulseada por el 82 por ciento móvil.

Al recordar el debate de principios de año por el uso de la reservas del Banco Central para pagar deuda pública, Fernández de Kirchner criticó que “estuvimos cuatro meses discutiendo, fue una pérdida de tiempo”, pero “pudimos demostrar en el muy corto plazo lo equivocados que estaban los planteos que enfrentamos”.

“En realidad no había un proyecto que fuera alternativa, era simplemente ponerse en contra”, cuestionó, para añadir que “no hay nada alternativo, es no por el no, la catástrofe por la catástrofe, pasan meses y se descubre que todo lo que decían era totalmente equivocado”.

“Pasó con las reservas, pasó en el caso de Tierra del Fuego, con los celulares…”, recordó la mandataria, sobre la iniciativa de producir telefonía celular en esa provincia.

La mandataria expresó que “está bien debatir, pero que sea eso, un debate, no ponerse en contra porque sí, y si hay un proyecto mejor, explicar cómo se hace, cómo se logra”, y estableció que “todo esto que estamos haciendo se puede hacer por los objetivos macroeconómicos que estamos cumpliendo, con superavit fiscal y comercial”.

Desendeudamiento.- Así, hizo referencia al acto de este mediodía de adhesión de ocho provincias (Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Río Negro, Salta, San Juan y Tierra del Fuego) al Programa Federal de Desendeudamiento, que ya había sido suscripto por otras tres (Buenos Aires, Tucumán y El Chaco).

“Desde 1983 a la fecha no hubo una administración nacional que distribuyera de forma directa tantos recursos a las provincias” destacó la Presidenta, quien aseveró que con este programa se sale al rescate de las cuasimonedas y del canje de deuda provincial, para reprogramar el saldo resultante en condiciones mas favorables.

“Hoy podemos decir que estamos refinanciando casi el 83 por ciento de la deuda de las provincias”, ponderó, para aclarar que “se pudo hacer a partir de haber saneado las cuentas del país”.

Sobre ello, precisó que “hay una aplicación de 2 mil millones de dólares, casi 8 mil millones de pesos (en el marco de este programa de asistencia), que se descuentan a las provincias, por aplicación de los famosos ATN (los Aportes al Tesoro Nacional)”.

“¿Saben por qué pudimos aplicar casi 2 mil millones de dólares de ATN?, muy simple: porque no los habíamos gastado”, destacó, al recordar que esos aportes “han sido históricamente, desde que yo era legisladora, denunciados por haber sido utilizados para favorecer a tal o cual gobernador o intendente o cosa rara”.

También, afirmó que “es un desahogo importante para las provincias, que además cuentan con un período de gracia hasta el 31 de diciembre del año que viene, sin tener que desembolsar” dinero.

DyN


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
CFK acusó a la oposición de tener un “default de ideas”