China advierte sobre el riesgo de agitar tensiones en el Pacífico

EE. UU. debe respetar su soberanía sobre Tíbet y Taiwán, dijo Hu

AP

El presidente chino se reunió con congresistas norteamericanos.

WASHINGTON.- El presidente chino, Hu Jintao, exhortó ayer en Estados Unidos, en una histórica visita de Estado, a respetar la soberanía reivindicada por Pekín sobre Tíbet y Taiwán, y advirtió sobre los riesgos de agitar las “tensiones” entre las dos potencias del Pacífico. “Los asuntos relacionados con Taiwán y Tíbet tratan sobre la soberanía y la integridad territorial de China, y representan el centro de los intereses chinos”, dijo Hu en un discurso en Washington. Hu afirmó, además, que China no tiene interés en una carrera armamentística ni en buscar una “hegemonía” en el mundo. “No nos involucramos en ninguna carrera armamentística o amenaza militar hacia ningún país”, declaró Hu Jintao el jueves ante el Comité nacional para las relaciones sino-estadounidenses en Washington. “China no buscará nunca una hegemonía ni una política expansionista”, agregó. Ayer por la mañana Hu se reunió con el nuevo presidente de la Cámara de representantes, el republicano John Boehner, así como con otros legisladores, entre ellos la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. “Es importante que continuemos resolviendo nuestras diferencias de manera que beneficie a nuestros países y nuestros pueblos”, estimó Boehner luego de la reunión. El jefe republicano agregó que expresó sus “preocupaciones” sobre la libertad religiosa en China. Pelosi, vocera de frecuentes críticas contra el desempeño de China en materia de derechos humanos, precisó que Tíbet estuvo entre las discusiones. La jefa demócrata dijo que se tocó el tema del caso de disidente detenido y premio Nobel de la paz Liu Xiaobo. Hu se reunió además con el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid. Tras haber calificado al mandatario chino como “dictador”, Reid se retractó y recibió ayer a Hu en una se las salas de gala del Senado. Reid evaluó la reunión como “productiva” y que se trató el tema de la moneda china. Los derechos humanos, Corea del Norte, Irán, Sudán y las relaciones con Taiwán también fueron parte de sus conversaciones. Rechazo legislativo Pero en el Congreso, los legisladores atribuyen a Pekín la responsabilidad de las dificultades económicas de Estados Unidos, sobre todo del sector manufacturero. El lunes, la víspera de la llegada de Hu a Washington, tres senadores estadounidenses habían advertido de su intención de promover legislación para hacer frente a lo que consideran una estrategia de Pekín para mantener baja la cotización de su moneda y mantener así sus exportaciones baratas. (AFP/DPA)


Comentarios


China advierte sobre el riesgo de agitar tensiones en el Pacífico