Cientos de niños marcharon en Bariloche por sus derechos

Cerró hoy la 23 Semana por los Derechos de la Niñez. Las organizaciones pidieron acciones del Estado y denunciaron que hay 2.500 chicos y abuelos que asisten a comedores.

“Está difícil ser niño y niña”, reza el lema de la 23 Semana de los Derechos de la Niñez que cerró hoy en Bariloche con una nutrida manifestación de chicos que llegaron al Centro Cívico para alzar la voz por sus derechos y pedir acciones del Estado.

Con los rostros pintados, coloridos trajes murgueros, banderas y pancartas, y bombos y redoblantes en mano, cientos de niños y niñas caminaron por las calles céntrica de la ciudad para coronar una semana que visibilizó las problemáticas actuales de la niñez.

El Movimiento de la Infancia Bariloche, que integran diversas organizaciones sociales, organiza cada año la actividad y este tuvo un significado especial por cumplirse 30 años de la convención de los derechos de los niños y por la crítica situación social que se vive.

Los chicos del centro Kumen Ruka fueron unos de los más activos en la marcha en la que alternaban con canciones con ritmos modernos y con letras referidas a su realidad. También la escuela de gestión social Antu Ruca movilizó a sus alumnos con su grupo de murga, al igual que centros de desarrollo infantil, merenderos, el grupo Encuentro y Al Margen, entre otras organizaciones.

Niños y niñas reclamaron por sus derechos en las calles de Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

“Está difícil ser niño y niña, refleja lo que viven los chicos en un contexto actual del país y Latinoamérica”, dijo Alejandro Palmas del grupo Al Margen al dar a conocer el documento final que las organizaciones elaboraron para denunciar la realidad de los chicos en la ciudad.

En el documento se informó que Bariloche tiene el mayor índice de desigualdad de la provincia con 2.500 chicos y abuelos que asisten cada día a comedores y merenderos.

Niños y niñas reclamaron por sus derechos en las calles de Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

Denunciaron que los docentes se encuentran con el “hambre en las escuelas” cuando los alumnos reclaman el pan , apuntaron que el vertedero municipal “ha vuelto a ser el lugar donde buscar comida” y señalaron que no hay suficientes espacios de creación y recreación para los niños, niñas y adolescentes.

Promovieron que se definan políticas públicas pensadas por el territorio y con presupuesto, que se creen lugares de aprendizaje y encuentro, y que se reconozca a los trabajadores estatales y de organizaciones sociales.

También las organizaciones plantearon una serie de propuestas para elevar al estado provincial y al municipio. Pidieron que se descentralicen las políticas públicas, que se implemente un centro de admisión de adolescentes y se democraticen las fuerzas de seguridad con “participación y control ciudadana”, además de disolver el servicio cívico voluntario que creó la ministra Patricia Bullrich y que se instrumenta mediante Gendarmería Nacional.

En las propuestas, solicitan además la creación de la mediación comunitaria y resolución de conflictos, y que se cree una ley de inversión para la infancia que contemple las necesidades recreativas de los niños.

Niñas de la murga de la escuela Antu Ruca en la marcha por los derechos de la niñez. Foto: Alfredo Leiva

SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Cientos de niños marcharon en Bariloche por sus derechos