Coimas: más obstáculos para el envío de datos desde Brasil

El juez Sebastián Ramos dijo que no puede aceptar las exigencias de los tribunales brasileños para que se liberen los nombres de los que recibieron sobornos. En la causa se investiga a De Vido.

Por incompatibilidades entre las normas de los dos países, se complica la llegada de datos sobre el pago de coimas de empresas brasileñas en la Argentina. La Justicia advirtió sobre la “imposibilidad” de cumplir con las condiciones exigidas por los tribunales de Brasil para dar información en causas vinculadas con el escándalo “Lava Jato” y pidió que se pida evaluar “otras alternativas de cooperación”.

Así se desprende de la resolución del juez federal Sebastián Ramos en la causa que investiga si Julio De Vido, ex ministro de Planificación y actual diputado nacional, intervino en un caso de coimas para la compra de la empresa de transporte de energía.

El juez Ramos dijo que estaba “imposibilitado de aceptar las condiciones con el amplio alcance exigido” por las autoridades sbrasileñas. Básicamemente, la imposibilidad radica en que la ley argentina no prevé eximir de culpa penal a los arrepentidos.

Ramos dispuso “librar un oficio” a la Cancillería “para que por su intermedio se comunique a la Autoridad Central brasileña, en primer lugar, la imposibilidad de suscribir el acta remitida en los términos allí estipulados”.

Y en segundo lugar, se añadió, se transmita al Estado de Brasil que tanto el fiscal como el juez “asumen el compromiso de garantizar el empleo de la información obtenida únicamente en la presente investigación”, como así también que los dos ‘arrepentidos’ de Brasil que dieron datos en este caso “no serán investigados en el marco de este proceso por los mismos hechos por los que fueron juzgados” en Brasil.

Se trata de la primera vez que un juez de las causas abiertas en Argentina por el “Lava Jato” pone freno a las condiciones impuestas por Brasil. La justicia de ese país había advertido que las pruebas “no podrán ser utilizadas contra investigados colaboradores directa o indirectamente, siendo ello una condición para la transmisión de documentos en el contexto de la cooperación”.

El fiscal Gerardo Pollicita había pedido al juez que solicite a la Justicia de Brasil copias de un expediente con declaraciones de “arrepentidos” que involucraron a De Vido en las tratativas que derivaron en la venta de Transener en 2006 y 2007. Los imputados dijeron que De Vido presionó y gestionó el pago de una coima para que Transener, que pertenecía a la petrolera brasileña Petrobras, fuera vendida a la argentina Electroingeniería.

La legislación brasileña premia con reducción de penas a la confesión de arrepentidos procesados por delitos de corrupción.

La búsqueda seguirá en Washington

El juez Sebastián Ramos es el primero entre los jueces que iinvestiga el capítulo argentino del Lava Jato que se niega a aceptar las condiciones impuestas por Brasil para lberar información.

Ramos fue invitado a Washington junto a sus colegas Sebastián Casanello, Marcelo Martínez De Giorgi y Daniel Rafecas para acceder a información en poder de la justicia de EE.UU. La empresa Odebrecht admitió en ese país que había pagas 35 millones de dólares en coimas a funcionarios del kirchnerismo.


Temas

Justicia

Comentarios


Coimas: más obstáculos para el envío de datos desde Brasil