“Colisión de intereses”



El 29/8/13 se publicó en este medio, y a doble página, información elaborada por el IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y Gas) en la que constan aspectos de las operaciones de fracturación hidráulica de gran magnitud y las consecuencias posibles de su ejecución. Es bueno leerlo con detenimiento para comprender la trascendencia del reservorio Vaca Muerta e informarse sobre el aspecto técnico, cuyo nivel de desarrollo minimiza el riesgo ambiental. El posible daño es mínimo mientras que los beneficios son netos a favor de la región, del país y especialmente de las empresas que aportan el capital necesario para desarrollar la riqueza entrampada en el subsuelo. El porcentaje de beneficios lo determina el acuerdo que se logre entre las partes y se consolida mediante contratos que deberían ser supervisados adecuadamente. La actividad petrolera siempre produjo contaminación ambiental, afectando especialmente a los acuíferos superficiales ya sea durante la perforación de los primeros metros y con el volcado de efluentes remanentes de las operaciones en piletas naturales o directamente a cielo abierto. Esta metodología ha sido superada mediante normas de preservación ambiental. El control de parte del Estado en los años 70/80 prácticamente no existía pues confiaba en YPF, que era la empresa que explotaba la mayoría de los yacimientos, y además el tema ambiental, poco conocido, no se consideraba importante. Mi amplia experiencia profesional como reservorista en YPF y otras empresas y la extensa actividad docente en asignaturas relacionadas avalan y dan fundamento a lo expresado. Por su parte mi antigüedad humana me permite hacer algunas reflexiones respecto de estas colisiones entre nuestros conciudadanos, muchos cubiertos de un barniz patriota, que actúan en forma desorbitada llegando a desmanes innecesarios inducidos por personajes relacionados con la politiquería. También me animo a afirmar que esos hechos ocurren bajo el imperio de un Estado cuasi anárquico donde la conducción, y desde hace bastante tiempo, maneja la cosa pública con total desprolijidad, improvisando continuamente y sin planificar. ¡Eso es impropio en una república seria! El ciudadano común pierde el respeto ante la falta de autoridad. Ésta se logra mediante acciones serias, responsables y eficaces. Por el contrario la demagogia, utilizada asiduamente, crea marginalidad generando desechos indeseables mucho más perniciosos que afectan a todo el cuerpo social Omar A. González DNI 5.749.340 Neuquén

Omar A. González DNI 5.749.340 Neuquén


Comentarios


“Colisión de intereses”