Cómo será el operativo para vacunar a 385.000 personas en la región

Río Negro y Neuquén pusieron en marcha la logística para inmunizar a su población de riesgo ante el coronavirus. En las dos provincias habrá un despliegue de 3.500 agentes y voluntarios.




Argentina todavía no definió qué vacuna aplicará, aunque firmó acuerdos para garantizar dosis.

Argentina todavía no definió qué vacuna aplicará, aunque firmó acuerdos para garantizar dosis.

Más de 3.500 personas trabajarán en forma intensiva para inmunizar a 385.000 rionegrinos y neuquinos cuando llegue la vacuna contra el covid-19.

Todavía no está definido qué laboratorio será el proveedor de las dosis, pero en la región ya se puso en marcha la logística para una campaña preventiva sin precedentes.

De acuerdo con los datos aportados desde los ministerios de Salud de cada provincia, el objetivo inicial será llegar a unos 240.000 vecinos de Río Negro y 145.000 de Neuquén, en el marco de operativos que incluirán aportes del Ejército y de voluntarios.

La población alcanzada en esta primera instancia representa el 32% del total en Río Negro y el 22% en Neuquén.

¿Quiénes serán los primeros en vacunarse? Las personas que integran grupos de riesgo, trabajadores esenciales, personal de Salud (pública y privada) y miembros de las fuerzas de seguridad.

En Neuquén se proyecta vacunar a un ritmo de 4 personas por minuto en toda la provincia.

Matías Neira, director de Atención Primaria de la Salud, explicó que se trata de un plan de vacunación voluntario, pero recordó: “Hay que tener en cuenta que la vacunación es un derecho y la vacunación individual lo que garantiza es la protección colectiva”.

En el área de Salud provincial trabajan con distintos escenarios que dependen, básicamente, de qué vacuna llegue al país y de los plazos en los que Nación defina el inicio del plan. Por el momento la primera hipótesis con la que se proyecta el operativo es fines de diciembre, pero esto todavía no tiene la confirmación oficial por parte del gobierno nacional.

El objetivo de la campaña, explicó Neira, es disminuir la morbimortalidad y el impacto socio económico. Por ese motivo la población objetivo está definida por los grupos donde el virus, conocido como coronavirus, tiene mayor capacidad de daño: mayores de 60 años y personas con factores de riesgo entre 18 y 59 años.

El funcionario explicó que a medida que se vaya avanzando en la campaña se puede ir redefiniendo el objetivo de vacunación y ampliar lo que sería, por ejemplo, personal esencial. Al ser una campaña nacional de vacunación los lineamientos generales son definidos por el Ministerio de Salud de Nación, como todo operativo para la aplicación de vacunas del calendario.

“Está definida la población objetivo, pero el avance de campaña, es decir, a quiénes vamos a vacunar primero, no lo tenemos 100% confirmado”, explicó Neira.

En Río Negro sí avanzaron en una proyección, ubicando en primer lugar al personal de los centros de salud.

Otro de los puntos que se dejó en claro es que, a diferencia por ejemplo de la vacuna antigripal, no va a estar disponible para la venta al público y tampoco se aplicará en vacunatorios privados. Es una estrategia sanitaria exclusiva del sistema público de Salud.

Tres escenarios

En el mundo hay, al menos, cinco desarrollos de vacunas en etapa final de aprobación. Sus características de conservación son lo que, en última instancia, terminará afinando la estrategia de la campaña atada a la logística necesaria.

Todas necesitan refrigeración para conservarse: algunas deben mantenerse entre 2 y 8 grados, que es la temperatura de una heladera comercial; otras necesitan una conservación de -18 grados, algo que un freezer doméstico puede aportar y la última tanda son aquellas que se refrigeran a -70 grados y necesitan de un ultrafreezer.

“El grado de avance viene de la mano de la logística que vos tengas para la vacuna”, explicó Neira y agregó que para cualquiera de los tres escenarios los sistemas de salud están en condiciones de dar respuestas.

Desde el Ministerio de Salud de Río Negro agregaron que ya iniciaron los trámites de compras de equipos de frío, algo que en algunos hospitales y en el Depósito Central de Salud ya se dispone.

Como el objetivo del plan es disminuir la morbimortalidad y el impacto económico, uno de los ejes de la campaña será el tamaño de población. No porque se refiera una cuestión geográfica sino a la concentración de los grupos de riesgo, los grandes aglomerados fueron los más impactados por la circulación del virus.

En Neuquén se tomará como referencia otras campañas masivas de vacunación como la antigripal. Este año con un plantel de 331 agentes se consiguieron vacunar a unas 22.000 personas por semana. Para la nueva vacuna el personal se duplicará y se multiplicarán los espacios de aplicación aprovechando la posibilidad de hacerlo al aire libre.

El ministerio de Salud de Neuquén busca vacunar a unas 44.000 personas por semana. Por eso se convocaron a voluntarios para participar del operativo. Los que no tengan experiencia en la práctica ocuparán otras tareas que demandará el operativo, que en total reunirá a unas 2.000 personas.

No se va a probar ninguna vacuna. La que se use va a estar aprobada por autoridad de aplicación, que en el país es la Anmat.

Matías Neira, director de Atención Primaria de la Salud de Neuquén

El fraccionamiento en monodosis demanda más espacio para almacenar.

Río Negro definió etapas: el personal de salud primero


Río Negro tiene definida su población objetivo para la primera etapa de vacunación contra el coronavirus y desarrollará el operativo en etapas.

De acuerdo con los datos recabados por el Ministerio de Salud, serían unas 240.000 personas a inmunizar, comprendidas entre el personal de salud (pública y privada), personal de seguridad provincial y nacional (Policía de la provincia, Policía Federal, Gendarmería, Prefectura, Ejército, bomberos, Policía Aeroportuaria, defensa civil provincial, nacional y municipal), mayores de 60 años, y personas de 18 a 59 años de edad con factores de riesgo.

“La vacunación se desarrollará en todas las ciudades de la provincia, en etapas y en forma centralizada, a los efectos de garantizar la continuidad de la cadena de frío y la vacunación a los grupos definidos como prioritarios”, explicaron el ministro, Fabián Zgaib y la titular del Departamento de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, Marcela González.

En una primera etapa se vacunará a todo el personal de salud; en una segunda etapa a todos los agentes de seguridad. En cada hospital se planificarán los horarios y días de aplicación, en conjunto con las autoridades de cada sector.

Desde Salud detallaron que la distribución de las dosis se realizará ciudad por ciudad y que el Ejército Argentino, sede zona andina, ya se puso a disposición para realizar la logística de distribución de todos los materiales que se requieren para una campaña de vacunación.

La trazabilidad de las vacunas estará garantizada con una logística de frío óptima y con el reporte de las dosis aplicadas de vacunas que se efectuarán en forma nominal en el sistema Nomivac nacional.

Para el operativo se dispondrá de más de 1.000 voluntarios para registrar las dosis, ya que todos los vacunadores (enfermeros y agentes sanitarios) estarán abocados a las acciones de aplicación. La provincia cuenta con unos 500 vacunadores preparados para realizar la campaña, a los que se sumarán todos los registradores al sistema Nomivac.

Durante esta última semana se hicieron reuniones de planificación para determinar los recursos necesarios en todos los niveles.

Marcela González, titular del área de Inmunizaciones de Río Negro


Diez minutos y segunda dosis a los 28 días


Más allá de la logística necesaria para la refrigeración de las dosis, la aplicación también es idéntica a cualquier otra vacuna: intramuscular. “El proceso lleva 10 minutos desde que llegás, te toman los datos, respondés las preguntas que se hacen con cualquier vacuna y te la aplican. Después te dan el carnet único y a los 28 días se suministra la segunda dosis”, relató Neira.

Las vacunas que se van a aplicar son desarrollos que cumplieron todos los requisitos de seguridad y que fueron probadas. Todas están demostrando que generan inmunidad.

Cualquiera sea su marca se aplica en dos dosis separadas por 28 días: ¿por qué dos dosis? Porque no hay certezas del tiempo que dura esta inmunidad. Esto ocurre porque ni siquiera la pandemia lleva un año. Sin embargo, no es algo nuevo. Todos medicamento y vacuna se sigue monitoreando para poder mejorar los plazos de inmunidad.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Cómo será el operativo para vacunar a 385.000 personas en la región