Con "acting" y mucho ingenio, llegó una nueva versión del cuento del tío



Foto: ilustrativa

Son rápidos y se mueven como si fueran actores de reparto de una película policial. Así se maneja esta banda de delincuentes que en los últimos días viene generando preocupación y haciéndose de importantes sumas de dinero a través del ya viejo pero siempre vigente “cuento del tío”.

Entre este y otros cuentos del tío hay una diferencia sustancial: el “acting”.

Una de las víctimas de esta banda fue un vecino que reside en la zona céntrica de Roca y que está habituado a escuchar las historias de este tipo de estafas que una y otra vez alertan en los medios de comunicación y en las redes sociales.

Ayer, por la tarde, llamaron al teléfono fijo de su oficina y atendió su secretaria. Cuando la miró a la cara, supo que algo malo estaba sucediendo.

“Tomé el teléfono y rápidamente una persona me dijo que hubo un accidente en la Ruta 22, cerca de Stefenelli y que una persona había fallecido. Atrás, me dijo que otra, que estaba mal herida, había pasado mi número de teléfono del estudio”, dijo este vecino, quien pidió reserva de su identidad.

Pero el relato del otro lado del teléfono no era común al resto de los cuentos del tío. El estafador manejaba términos policiales y jurídicos, y sabía a la perfección los detalles y las actuaciones que se llevan adelante en este tipo de casos.

En un momento me dijo espere que va a actuar el fiscal. En un principio le di crédito parecía real… En medio de la charla y ante la desesperación de que a mis familiares les pase algo, inconscientemente le di datos que le sirvieron".

A medida que pasaron los minutos, la historia fue creciendo porque los delincuentes ya lo contactaron a su celular, mientras que un segundo sujeto mantenía coptada a su secretaria a través de la línea fija.

“Para colmo, mis familiares que a esa hora podrían haber estado en la ruta no contestaban en el teléfono. Fue todo increíble, te envuelven sin que te des cuenta que sos víctima de esta maniobra”, relató.

Todo terminó en buen puerto para este vecino quien luego alertó a la policía y pudo evitar que los sujetos se hicieran de alguna suma de dinero.

El otro caso sucedió también ayer y con una estrategia similar. La víctima, otra vecina de Roca. “Para darle más veracidad a la historia te dan los últimos números del teléfono fijo de tu casa. Y uno cree que es real”, aseguró la joven.

Hay un dato que es similar en todos los casos. Uno de los delincuentes dialoga con una de las víctimas al celular mientras que otro lo hace al teléfono fijo. De esta manera, evitan que las personas engañadas puedan contactarse con sus familiares que supuestamente están accidentados o secuestrados.

La vecina relató que finalmente terminó cortándoles la comunicación cuando el sujeto le dijo que su familiar estaba secuestrado y que requería una suma de dinero.

“Cuando me dijo que mi mamá estaba secuestrada le dije que era un hijo de puta…y le corté”, relató la mujer todavía envuelta en la crisis que le había provocado la situación.

En caso de recibir algún llamado de estas características:

- Esté atento ante llamadas telefónicas procedentes de números privados o anónimos.

- No brinde información personal ni bancaria. Mantenga la calma.

- Instruya a los niños a no brindar información privada ante llamados telefónicos.

- No manifieste que se encuentra solo o que lo estará.

- Si recibe un llamado telefónico de personas que dicen ser un familiar y no reconoce la voz corte la comunicación e intente ubicar a ese allegado corroborando de esta manera la veracidad o falsedad de la comunicación.

- Se recuerda que ni la Policía ni los Hospitales dan noticias de manera telefónica sobre hechos desgraciados o accidentes.

- Ante un llamado de estas características corrobore con el 911 antes de aportar datos.

- Instale un identificador de llamadas en su teléfono para constatar la procedencia.

- Si recibe un llamado o mensaje de texto afirmando que ha resultado ganador un premio o que debe pagar algún gasto por el accidente de un familiar, recuerde que no debe depositar ni pagar dinero alguno hasta asegurarse de la veracidad del mensaje.

La Comuna


Comentarios


Con "acting" y mucho ingenio, llegó una nueva versión del cuento del tío