La muerte del 10: El mundo despide a Diego

Con el verano a la vista, las playas de Bariloche convocan cada vez más

Las playas de los lagos que rodean a la ciudad son una tentación para los residentes. Cuáles son las más elegidas y por qué todo indica que no habrá servicio de guardavidas este año.




En los últimos años creció la cantidad de aficionados a los  deportes náuticos en Bariloche.

En los últimos años creció la cantidad de aficionados a los deportes náuticos en Bariloche.

Las playas de los lagos que rodean a Bariloche se convirtieron hace ya unos años en puntos de convocatoria preferencial cuando las temperaturas invitan a disfrutar del agua y en el último tiempo quedó probado que esa alternativa de recreación, antes que una tentación para los turistas, es un gran atractivo para los propios los residentes. 

Aguas frías, naturaleza pura.

La variedad y disponibilidad de kayaks, canoas, tablas de SUP y otros implementos náuticos contribuyeron a fortalecer esa tendencia. Aunque la temporada de verano todavía no comenzó, el ritmo lo marca el termómetro. El anteúltimo fin de semana superó los 28 grados y las playas se poblaron en forma masiva, con grupos familiares y de amigos dispuestos a aprovechar el sol y tomarle el pulso a las frías aguas de deshielo. Por ahora el municipio no dispuso controles en los balnearios y todo indica que este año no habrá servicio de guardavidas, que suele quedar inaugurado en los primeros días de diciembre. 

Lago Moreno.

La decisión tiene que ver en parte con la necesidad de reducir gastos en tiempos de caída de recaudación y también de no oficializar el uso de  las playas, cuando todavía rige la cuarentena por coronavirus y en principio estarían desaconsejadas las concentraciones en espacios públicos, según explicó el jefe de Gabinete, Marcos Barberis

El funcionario aclaró sin embargo que mantienen diálogo permanente con los guardavidas y que “todavía no hay una decisión tomada”. Está visto que -cuando el clima invite- será imposible evitar que la gente se vuelque a las playas.

Una tarde de cara al lago.

Barberis minimizó la eventual ausencia de guardavidas y recordó que históricamente las riberas lacustres no tuvieron control alguno del municipio, que empezó a implementarlo hace unos diez años y solo en algunos espacios. 

Entre las playas clásicas, las más concurridas son la del Centenario y la vecina al Puerto San Carlos (en el área céntrica), sumadas a las que se ubican en la zona oeste como Melipal, Playa Bonita, Bahía Serena, playa del Viento (en el lago Moreno) y los tres balnearios regulados del lago Gutiérrez, entre Los Coihues y Arelauquen.

Bahía López.

Pero hay también otros sitios muy concurridos como Puerto Moreno, la playa “de los Palitos”, Villa Tacul, el arroyo Angostura, Bahía López, Petunias, el puente del Moreno y una gran cantidad de “bajadas” que permiten acceder a los lagos en forma peatonal e incluso con vehículos. 

La variedad es tal que se pueden visitar distintas playas cada día durante una semana o más. Una tentación que suele aprovechar al turismo (por ahora ausente) pero que también es un hábito para los propios barilochenses. 

Bañarse en el lago no es un hábito masivo en esta época, por la baja temperatura del agua. Aunque en los días de calor son muchos los que prueban al menos con un chapuzón breve. Los chicos suelen jugar con zambullidas desde algún muelle, por ejemplo en playa del Viento.

Villa Tacul.

Entre las  tendencias que quedaron instaladas en temporadas anteriores y cada día son más notorias se destaca el gran número de embarcaciones de todo tipo que la gente lleva a las playas. Aunque el control depende de Prefectura, en los últimos años los guardavidas han tenido intenso trabajo para asistir a personas que zozobraban con su bote o kayak. 

Bahía Serena.

La subsecretaria de Protección Civil, Patricia Díaz, dijo que esa multiplicación de actividades náuticas es un tema para estar “alerta” y que el control depende de Prefectura. Recordó que es importante el uso de salvavidas y otros implementos de seguridad, así como dar parte a Prefectura antes de iniciar cualquier tipo de navegación. 

Los barilochenses suelen elegir las playas en función de la concurrencia (hay algunas  como el Gutiérrez y Bahía Serena que los días lindos se llenan mucho) y también de la orientación, ya que algunas están más protegidas que otras y son ideales en los días de viento. 

Bariloche 25/12/18 A pesar de las buenas temperaturas poca gente se volco a las playas durante la jornada de Navidad. foto: Marcelo Martinez

Díaz dijo que más cerca de la temporada el municipio dispondrá como todos los años la adecuación y desmalezamiento de los espacios costeros más concurridos. Reconoció que no hay baños públicos, salvo en playa Centenario, y subrayó la importancia de que todos los visitantes se lleven sus residuos

Los Coihues

Señaló que el uso de playas no está vedado, pero rigen las mismas recomendaciones que para cualquier otro tipo de encuentro al aire libre, es decir “que la gente guarde el distanciamiento, que no comparte el mate ni la botella” y que adopte todos los recaudos para entrar al agua, porque “el lago no es una pileta de natación”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Con el verano a la vista, las playas de Bariloche convocan cada vez más