Con foco en el petróleo, los planes de YPF para el 2020

El objetivo central estará puesto en el principal clúster de áreas en Vaca Muerta. Anticipan un 2020 con un nivel de actividad menor al del 2019. En diciembre se reúnen con socios.





A pesar del congelamiento, YPF cumplió las proyecciones de producción.

A pesar del congelamiento, YPF cumplió las proyecciones de producción.

Hasta el momento las certezas a nivel país para los próximos meses son escasas, el hermetismo del equipo de Alberto Fernández no dio señales concretas para el futuro de los no convencionales y parece que seguirá así hasta el 10 de diciembre. Ante este escenario desde la petrolera de bandera anticipan un 2020 con un nivel de actividad menor al que se vio durante la primera mitad de 2019.

Creemos que el crecimiento a largo plazo no se vio afectado por los eventos que de los últimos meses ya que Vaca Muerta sigue siendo una prioridad no solo para nosotros y el resto de la industria, sino también para el gobierno que fue recientemente elegido”, aseguró el CEO de YPF, Daniel González, en la presentación de resultados trimestrales que se realizó la semana pasada.

El resultado del balance del tercer trimestre de YPF mostró dos caras: por un lado dejó en claro el impacto que tuvo la volatilidad macroeconómica del país, el congelamiento de los combustibles, el mercado saturado del gas y el proceso electoral. Del otro lado también mostró que la petrolera de bandera reaccionó rápido, logró mantener el nivel productivo en línea con lo proyectado e incluso obtuvo un flujo de caja positivo al registrar US$ 977 millones antes de intereses, impuestos y amortización (Ebitda).

En números

20 pozos
son los que realizó YPF en Loma Campana durante los primeros 9 meses. Produce 42.000 barriles por día.

Al igual que el resto de las operadoras de la formación, YPF tomó medidas para evitar que el contexto país se tradujera en pérdidas aún mayores. Lo que no hizo la firma fue reducir el nivel de actividad sustancialmente como hizo la mayoría y para el 2020 proyectan seguir liderando las perforaciones.

González indicó que es posible que en el próximo año se vea “un pequeño crecimiento” ya que están elaborando un plan con la prioridad de mantener un balance sólido. “Es la única forma de asegurar el crecimiento a largo plazo. Nos pusimos en contacto con nuestros socios para revisar los planes para el año próximo, reconfiguramos la cuenta de rigs para hacer las operaciones más consistentes”, sumó González.

En números

35%
es lo que representa la producción no convencional para la petrolera de bandera.

En diciembre se reunirán los equipos técnicos de YPF con el de sus socios para definir el plan económico del 2020 y ahí se conocerá con certeza cuál será nivel de inversión tendrán el próximo año.

En este escenario es que González no se aventuró mucho y reconoció que no pueden hacer muchas proyecciones por el momento porque no hay previsibilidad en base a quiénes serán las personas claves para el sector en la nueva administración. “Tenemos que ser pacientes”, dijo.

Buscarán reducir aún más los costos en la formación.

Lo que sí aseguró es que, al igual que este año, seguirán concentrados en acelerar la producción de shale oil en su principal clúster de áreas: Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur. Lo cierto es que los resultados del core de bloques fueron buenos y los esfuerzos para el próximo año de YPF estarán en incrementar la producción y bajar los costos en la formación.

En números

70%
de las etapas de fractura que se realizaron en Vaca Muerta en octubre fueron únicamente de la petrolera de bandera.

Para el segmento del gas la visión es otra. Continuarán limitando las inversiones hasta que puedan comercializar el gas a un precio competitivo que cubra los gastos de producción. Los únicos objetivos son cuidar su parte en el mercado interno e incrementar las exportaciones.

Convencional

Para los convencionales la empresa estará enfocada en mejorar los resultados de recuperación secundaria. Analizan incrementar la cantidad y la calidad del agua inyectada para estos procesos y, basados en los buenos resultados que obtuvieron en los pilotos, masificarán la inyección de polímeros en otros campos.

En Llancanelo, provincia de Mendoza, la compañía realizó exitosamente el primer pozo multilateral con cinco ramas horizontales “a un costo muy bajo”. Actualmente están perforando otro pozo similar y planean realizar hasta 15 más, además de los costos y de los números productivos, uno de los drivers que impulsó este sistema fue reducir el impacto en las locaciones.

Sin los precios correctos será difícil que se realicen las inversiones necesarias para desarrollar Vaca Muerta”.

Daniel González es CEO de YPF.

En Cerro Morado comenzarán a testear un esquema de inyección de agua durante el próximo año para luego definir qué camino seguir. Con el know how actual, es posible que lideren un plan de desarrollo que incluiría más de 200 pozos productores y 100 inyectores al final.

Por el lado del gas, la firma también comenzó a construir un storage subterráneo que está proyectado que comience a funcionar el próximo año.

No convencional

En su clúster de áreas la compañía cerró el trimestre con una producción de 42.000 barriles de petróleo por día en Loma Campana, 12.000 en La Amarga Chica y 5.000 en Bandurria Sur. Para llegar a esos niveles de producción y mantenerlos, en 2019 sumaron 20 y 12 pozos en las primeras dos áreas respectivamente y en Bandurria Sur sumaron cuatro pozos en el último trimestre. Se estima que cerrarán el año con una suma aún superior.

En Bajo del Toro, donde la petrolera de bandera tiene un Joint Venture con Equinor, proyectan perforar cuatro pozos más para recolectar información suficiente para definir qué tipo de plan conducirán en el bloque.

“No controlamos los precios del petróleo y el gas, pero lo que sí controlamos es nuestro break even por lo tanto nuestro principal eje es seguir siendo el operador de shale más rentable y también el partner of choice”, analizó.

El precio justo

La calidad en la roca madre de Vaca Muerta ya dejó de ser una duda para todos los operadores que tienen presencia en la formación, el deseo y el compromiso de acelerar los desarrollos existe, ahora solo buscan el precio justo que permita sostener las inversiones.

“El mensaje de nosotros y del resto de la industria es claro y seguiremos reafirmándolo. Existe un gran compromiso de todos nosotros de seguir invirtiendo. Lo único que necesitamos es que los precios se ajusten gradualmente a los internacionales como lo habíamos estado viendo antes del congelamiento”, cerró González.


Comentarios


Con foco en el petróleo, los planes de YPF para el 2020