Champions: el PSG de Messi jugó mal y no perdió de milagro con el Brujas en Bélgica

Lionel disputó su primer partido como titular en el conjunto francés, que  fue superado en el juego por los belgas y no cayó porque el rival no estuvo fino en la definición.

En el comienzo de la fase de grupos de la Champions League, París Saint Germain igualó con Brujas de Bélgica 1 a 1. Fue el primer partido de Lionel Messi como titular desde su llegada el mes pasado.

Leandro Paredes fue el otro argentino entre los titulares, pero salió en el entretiempo por bajo rendimiento. Mauro Icardi fue al banco de suplentes e ingresó por Mbappé, mientras que Ángel Di María no estuvo entre los convocados. El ex river, Éder Álvarez Balanta, fue uno de los volantes centrales en el conjunto belga y cumplió una muy buena tarea.

El partido

Si bien PSG intentó tomar la iniciativa, desde un comienzo la posesión de la pelota fue dividida. Brujas controló bien a un rival que tiene mucha jerarquía individual. En una de las pocas jugadas en ataque del equipo parisino, a los 15' apareció Mbappé con un desborde impecable y el pase para Ander Herrera. El volante llegó sin marca y abrió el marador para PSG.

Más allá del 0-1, Brujas no se achicó y fue al frente, a tal punto que encontró el empate sobre los 27'. Un desborde de Sobol por izquierda derivó en el capitán Hans Vanaken, cuyo remate se desvió en Kimpembe y descolocó a Keylor Navas para el 1 a 1.

Al toque, reaccionó Lionel con una típica jugada desde la derecha hacia el medio. El remate del argentino, con zurda, pegó en el ángulo derecho del arquero Mignolet, que nada podía hacer. Fue lo mejor del rosarino en un partido donde sus compañeros lo encontraron muy poco en posiciones favorables.

El anfitrión nunca aflojó y también tuvo las suyas con Charles De Ketelaere, quien exigió dos veces a Navas. La paridad gobernó el trámite del primer tiempo, que fue atractivo.

Para el complemento, Mauricio Pochettino metió a Danilo y Draxler por Paredes y Wijnaldum, buscando mejorar el funcionamiento colectivo. Sin embargo, el trámite no cambió en la etapa final, porque Brujas tuvo más opciones para ponerse al frente de la mano de Vanaken, la figura de la cancha.

La lesión de Mbappé, que se quedó frenado cuando quiso picar por una molestia muscular, complicó aun más las cosas y obligó al ingreso de Mauro Icardi. El local dominó ampliamente durante casi todo el complemento ante un rival inconexo que solo apeló a resoluciones individuales.

Brujas mereció la victoria y no pudo ganar porque le faltó precisión en el área rival. Del otro lado, Pochettino tiene mucho por trabajar para transformar un plantel de estrellas en un equipo que pueda aspirar seriamente a ganar la Champions.


Comentarios


Champions: el PSG de Messi jugó mal y no perdió de milagro con el Brujas en Bélgica