Con su pase a planta, la Legislatura aumentará su dotación fija un 40%

El Estado rionegrino cumple con procesos de ingreso de agentes públicos. El Poder Legislativo abrió el suyo, con 154 vacantes para 380 empleados estables.

En el Estado rionegrino coinciden distintos procesos de pases a planta, desde el conocido del Poder Ejecutivo hasta los solapados diseños de Legislatura y Fiscalía de Investigaciones Administrativas. Cada mecanismo, a pesar de sus marcadas diferencias remunerativas, tienen en común garantizar estabilidad laboral a contratados al Estado provincial.

No todos llegan con iguales condiciones a la posibilidad de acceso al Estado. El esquema más llamativo corresponde a la Legislatura, con una inicial previsión de incorporar 154 contratados a su planta, hoy de unos 380 agentes.

Una referencia: esa estructura permanente subirá más del 40%.
Su actual dotación –no política– significa ocho empleados por cada legislador y se pasará a una disponibilidad de casi doce por cada parlamentario. Este número no incluye a los contratados políticos, que varían aunque el nuevo presupuesto lo ubica en medio millar.

Estas designaciones son temporarias aunque algunas pueden derivar en permanentes con los sucesivos pases, resueltos por las presidencias y acordados con los bloques.

La planta permanente de la Legislatura –según los presupuestos, incluso el del 2020– comprende a 380 agentes, pero en los últimos días, se aceleró el expediente para cubrir 154 vacantes identificadas por cada jefe de área, según la redacción del director de Recursos Humanos, Juan José Rosso. Alude a pedidos de cada departamento, pero algunos directores confesaron no haber sido consultados.

Los bloques tienen sus propias vacantes aunque el número mayor corresponde a la sede central, con participación del vicegobernador Pedro Pesatti y también, del gremio legislativo, que conduce Alejandro Gatica.

Pase a Planta legislativo en números

380
son los agentes que actualmente integran la planta legislativa.
154
son las vacantes que se cubrirán. La base actual equivale a 8 empleados por legislador y llegará a casi 12.

Este proceso llega demorado, incluso el vice anunció su postergación por las recientes campañas electorales. Por eso, el pase no sorprende, aunque sí el número de potenciales incorporados.

Se habló inicialmente de 70 cargos, considerando vacantes acumuladas, esencialmente por jubilaciones. La lista después se estiró a un centenar. Pesatti hizo esa estimación.

El expediente N° 10958/L/2019 documenta 154 cargos a cubrir.

En diálogo con RíoNegro, hace algunos días, el vicegobernador destacó que se trataría de su primer pase en sus más de cuatro años en la conducción legislativa. El anterior fue en junio del 2011 –resolución N° 583– con la presidencia de Bautista Mendioroz y permitió el ingreso de 139 contratados.

El presente corte se ubicó en el 31 de octubre, es decir, pueden ingresar contratados con menos de un mes. Existirían casos. Hay diferentes orígenes aunque el oficialismo –obviamente– concentra la mayor parte de los preanotados.

El gremio tiene su participación. Gatica acercó su nómina. El viernes 8, en una reunión con empleados, el secretario general sinceró el esquema y deslizó cierta críticas por incorporados que son desconocidos en la sede legislativa. Una queja que molestó en el Poder, pues el secretario lograría el ingresos de familiares.

En realidad, hasta ahora, todo son especulaciones porque debe cumplirse con un procedimiento. El acotado cronograma se modificó después que la Fiscalía de Estado ordenó que se publicara una resolución de categorización de mayo. Así, la inscripción se postergó hasta el 25 y los exámenes –que se preveían para 28 y 29– serán el 3 de diciembre.

Faltan fases pero se afirma que los elegidos están y, obviamente, fueron notificados, según acuerdos entre el gremio, legisladores, presidentes de bloques y el oficialismo. También se señala de personal de planta del Ejecutivo que pasaría a la Legislatura, garantizándose mejores ingresos.
La veracidad o no se probará con el avance del proceso.


La Fiscalía de Investigación y su incremento de personal


La Fiscalía de Investigaciones, a cargo de Fabián Gatti, tendrá su pase en diciembre, pero aún no está confirmado el cronograma definitivo.

Su régimen en la FIA se encuadra en el estatuto legislativo, pero diseña su proceso. “Será en diciembre y se prevén los exámenes entre 10 y 20”, dijo a “Río Negro” el secretario auditor Juan Manuel Ríos.

Adelantó unas 22 vacantes para una planta de medio centenar. Aseguró que la nómina de ingresantes no tendrá funcionarios, pues las normas “no lo permiten”. Ratificó que sólo figurarán contratados y con funciones en la FIA, negando así casos de empleados de otros Poderes u organismos que se beneficiarían con el nuevo esquema.

Esa consulta no fue neutra, pues “Río Negro” recibió la denuncia de una adscripta en la FIA, durante cinco años, que pidió participar y un “tratamiento igualitario” a otros empleados.

Ese reclamo derivó en un anticipado pedido de baja y su regreso a Educación, a partir del pasado 15 de noviembre.

Ríos explicó esa negativa que era adscrita de otro Poder y eso ya la excluye. Un argumento válido, salvo que existan tratamientos diferenciales.

Queda esperar el resto del proceso también de la FIA frente a versiones que los beneficios están focalizados a hijos de altas autoridades o de dirigentes gremiales, como también, de familiares de los funcionarios.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Con su pase a planta, la Legislatura aumentará su dotación fija un 40%