Escándalo en el Deliberante de Neuquén por el tratamiento del cupo trans

Pese a que los concejales y concejalas habían acordado ayer en la reunión de presidentes de bloques que el tema ingresaría sobre tablas, en la sesión de hoy se negaron a tratarlo.





El Deliberante tenía los acuerdos para votar el cupo trans pero lo aplazó hasta el 13 de agosto por reglamentarismo. Foto Oscar Livera.

El Deliberante tenía los acuerdos para votar el cupo trans pero lo aplazó hasta el 13 de agosto por reglamentarismo. Foto Oscar Livera.

"Espero que para los próximos acuerdos, tengan palabra", reclamó la presidenta del Concejo Deliberante, Claudia Argumero, ante la falta de voluntad para el tratamiento hoy del cupo laboral trans para la municipalidad de Neuquén.

La presidenta del bloque dejó la banca de coordinación del debate y fue hasta una banca del bloque del MPN para hacer el reclamo.

"Son personas", recordó Argumero quien señaló el esfuerzo durante los últimos meses para abundar en el tratamiento y explicaciones de por qué un sector de la sociedad que no tiene más que 35 años de expectativa de vida, requiere el cupo laboral trans en Neuquén, como una posible apertura a una fuente laboral.

Las personas trans que trabajan en áreas gubernamentales, en su mayoría, cuentan con acuerdos laborales precarios o políticos.

El proyecto deberá seguir el curso ordinario y será presentado a votación en la sesión del 13 de agosto.

Se contaba con el tratamiento del tema sobre tablas porque el proyecto tiene los avales mayoritarios para salir aprobado, sin embargo, al momento de autorizar el abordaje excepcional hoy no se lograron los votos reglamentarios para debatirlo antes del plazo.

El rechazo para resolver el cupo laboral trans generó la indignación de varias integrantes del cuerpo, debido a que ayer se había convenido en la reunión de presidentes de bloque votar en esta sesión el proyecto porque cuenta con mayoría política para la implementación.

"El proyecto tiene los votos, no hay motivos para rechazar, para qué dilatar el tema; se nos indicó que no tiene que ver con el COVID 19 (urgencia), pero se trata del acceso al trabajo de un sector postergado, siempre lo que es para garantizar derechos cuesta un poco más, si está la voluntad politica mayoritaria, si está el compromiso del intendente por qué dilatar", preguntó la concejala Cecilia Maletti (Libres del Sur) al momento de exigir una reconsideración, que luego fracasó otra vez por falta los dos tercios.

Antes del rechazo para votar de manera excepcional el cupo trans, se votó sobre tablas y por fuera del reglamento, el endeudamiento de la ciudad por 75 millones de dólares, un proyecto oficial que tiene menos de un mes en el recinto. El de cupo laboral tiene dos años de continuos pedidos de informes, ingresos, y falta de voluntad política para tratarlo en comisión, y cuando llegó a instancia de votación el año pasado, se lo regresó a comisión, sin avances hasta marzo de este año.

"Mentirle en la cara al colectivo trans, cuando son el sector más postergado de la ciudad", criticó la concejala Ana Servidio (Frente de Todos) -co autora del proyecto de incorporación de personas trans en la planta de personal del municipio- quien recordó que "esto no va en beneficio de nosotros, sino de un colectivo que exige el derecho al trabajo digno, a la salud. Lamentablemente de soñar con un día histórico, nos vamos con un gusto amargo y de impotencia", sostuvo.

"Retrocedieron y atrasan en la conquista de derechos", dijo la concejala Angélica Lagunas (FIT Unidad) quien le enrostró al MPN que desde el 2014 en la Legislatura el proyecto está "cajoneado" porque se negó a tratarlo; aunque en esta instancia el bloque adelantó el voto favorable.

"Pedimos coherencia, en la ciudad, en la provincia y en la Nación, porque es un derecho que vienen reclamando los colectivos hace décadas", finalizó Lagunas.

"Aunque no estén de acuerdo, por qué no dar el argumento; es un mérito de quienes lucharon tantos años por esto para que hoy tengan los votos, no podemos ser un problema ni un obstáculo", opinó el concejal Juan Luis Ousset (MPN).

Sin embargo, el bloque de la UCR y de NCN - Juntos por el Cambio- en el Concejo no dio el brazo a torcer respecto a cumplir el mecanismo interno, la concejala Nadia Maquez (DC) exigió no apartarse de los reglamentos y tratar en agosto el voto, y acusó a Argumero de saltear las reglas internas de funcionamiento institucional.


Comentarios


Escándalo en el Deliberante de Neuquén por el tratamiento del cupo trans