Condenaron a un docente por abusar de una alumna en Bariloche

Le impusieron 3 años de prisión en suspenso. Los jueces concluyeron que se demostró la autoría y culpabilidad del acusado en el juicio por un hecho ocurrido hace más de 6 años.



Una pena de 3 años de prisión en suspenso impusieron hoy miércoles a un docente como autor penalmente responsable del delito de abuso sexual simple, agravado por el deber de cuidado que el imputado tenía sobre la alumna.

Los jueces Marcelo Barrutia y Emilio Riat y la jueza Romina Martini concluyeron que en el juicio se demostró la autoría y la culpabilidad del acusado, cuya identidad se mantuvo en reserva.

La lectura de la sentencia se hizo esta tarde de miércoles, aunque no está firme porque la defensa la puede impugnar.

El tribunal le impuso al sujeto las pautas de conducta que prevé el artículo 27 bis del Código Penal. Entre esas conductas está el deber de fijar residencia y someterse al cuidado de un patronato de presos y liberados. abstenerse de usar estupefacientes o de abusar de bebidas alcohólicas, someterse a un tratamiento médico o psicológico, previo informe que acredite su necesidad y eficacia, entre otras.

Además, los jueces consignaron en la sentencia que el hombre condenado deberá abstenerse de desempeñar cualquier actividad que lo vincule a niñas y niños por el término de la condena.

El fiscal jefe Martín Lozada había pedido en su alegato que el imputado sea condenado a 4 años de prisión efectiva. Advirtió que en el juicio se demostró que cometió el abuso en perjuicio de una alumna que tenía en ese momento 10 años. El defensor de Menores Javier Ospital había adherido al pedido de pena de la fiscalía.

Fuentes judiciales explicaron que los jueces valoraron los argumentos que Lozada expuso para pedir la condena del acusado, pero consideraron a favor del sujeto que no tenía antecedentes penales.

Los defensores particulares Marcos Miguel y Ana Vera habían alegado por absolver al imputado por el beneficio de la duda o, en caso contrario, imponerle el mìnimo de la pena prevista para el delito de abuso simple.

El hombre de 38 años fue juzgado acusado de haber abusado de una niña. Si bien la fecha no se pudo determinar con exactitud, pero la acusación fiscal la estableció entre finales de octubre de 2012 y entre las 12 y las 17.45 del 12 de noviembre de 2012, en el interior del aula de quinto grado de una escuela primaria de Bariloche.

Allí, el acusado, que se desempeñaba como maestro de aula, hizo tocamientos en sus partes íntimas a una alumna de 10 años, la besó en la boca y también intentó que la nena lo tocara.

La fiscalía calificó el hecho como abuso sexual simple agravado por el deber de cuidado, ya que el imputado se desempeñaba como docente de la niña.

“Asiste razón a la Fiscalía en cuanto a que la totalidad de los elementos probatorios incorporados brindan suficiente certeza sobre la autoría material del hecho investigado”, afirmó Barrutia, en la lectura de la sentencia que se hizo esta tarde de miércoles.

“Se ha consignado que los argumentos presentados por la defensa no alcanzaron a conmover el cuadro cargoso”, indicó.

El tribunal valoró, entre las pruebas ofrecidas, la declaración que la víctima hizo hace 6 años en la Cámara Gesell.

Los jueces destacaron que en el relato se demuestra la angustia en una niña con rasgos de timidez, situación que ha provocado secuelas postraumáticas.

Asimismo, tuvieron en cuenta los testimonios, el informe de la psicóloga interviniente que dio credibilidad al relato de la niña.

“No hay ningún tipo de sospecha que pueda evidenciar que la misma haya inventado o fabulado la situación”, concluyeron los jueces.

Con respecto al agravante, es decir el deber de cuidado que tenía el docente, el fallo señaló que el acusado por su labor tenía trato con niñas y niños de corta edad, y tenía una responsabilidad de cuidado que no cumplió al desplegar esta conducta.


Comentarios


Condenaron a un docente por abusar de una alumna en Bariloche