Contrapunto entre Rusia e Israel por las armas de Siria





JERUSALEN (AP) En la primera visita de un jefe del Kremlin a Israel, el presidente ruso Vladimir Putin tranquilizó a sus anfitriones ayer dirigiendo fuertes críticas al programa nuclear de Irán, pero defendió una venta de cohetes rusos a Siria que los israelíes consideran una amenaza.

En un viaje destinado a cimentar las relaciones entre los dos países tras las discordias de la era soviética, el mandatario dijo que su país e Israel están vinculados por el genocidio de los judíos a manos de los nazis y la muerte de millones de ciudadanos soviéticos durante la Segunda Guerra Mundial. También observó que gran número de los inmigrantes israelíes son de origen ruso. Putin se ganó el favor de los dirigentes israelíes al advertir al gobierno iraní que no debe desarrollar armas nucleares.

«Nuestros socios iraníes deben renunciar al desarrollo de tecnologías del ciclo nuclear'', dijo en una referencia al uranio enriquecido que puede utilizarse para la fabricación de armas. «Y no deben obstaculizar la colocación de todos sus programas nucleares bajo completo control internacional''.

El primer ministro israelí, Ariel Sharon, ha dicho en numerosas ocasiones que la venta de misiles a Siria representan una gran amenaza para Israel y quiere que Putin cancele el acuerdo. Sin embargo, Putin ha señalado que los cohetes que le venderían a Damasco no tienen suficiente capacidad para llegar a Israel .

El viceprimer ministro israelí Ehud Olmert señaló ayer que los materiales nucleares que Rusia le vende a Irán podrían ser utilizados para la fabricación de armamentos. Israel cree que Irán está desarrollando armas nucleares, mientras que ese país insiste en que su programa nuclear sólo tiene fines pacíficos.


Comentarios


Contrapunto entre Rusia e Israel por las armas de Siria