Controles blandos en los servicios interurbanos de Neuquén

Sola esta permitido para trabajadores esenciales, pero en la práctica eso no sucede.

Los servicios interurbanos de transporte de Neuquén están restringidos solo para pasajeros que desempeñan tareas esenciales. No obstante, los usuarios que suben a las unidades no solo son esenciales pero tampoco hay un control de quien usa el transporte.

Según los protocolos establecidos, la cantidad de personas máximas permitidas por unidad es de todos los asientos ocupados más diez pasajeros parados. 

"Se chequea y monitorea la cantidad de pasajeros. De hecho hubo quejas de personas porque a veces no paraba. Se chequea que no se supere la cantidad límite", indicó el director provincial de Transporte, Luis De Brida.

Igualmente, el funcionario reconoció que no se controla que los usuarios que usen los servicios sean solo esenciales. En este punto, pidió la responsabilidad de cada persona en respetar las medidas por la pandemia. "El que no es esencial, no puede subir", indicó.

Una situación similar ocurre en el transporte urbano de la capital provincial. No hay quien controle a los usuarios si los que viajan son realmente un trabajador esencia o no. Para muchos igual se trata de la única opción para desplazarse.

Por otro lado, desde ayer la empresa Pehuenche debutó en el servicio con las 

líneas Centenario – Neuquén y Dique Ballester – Neuquén. Lo hace en el mismo recorrido que lo hacía la empresa Expreso Colonia.

Hubo algunos pasajeros que estuvieron disconformes con la cantidad de servicios. Pero desde la Dirección de Transporte lo desmintieron e incluso marcaron que se incrementó el número de frecuencias. 

"Hasta ahora todo fue como estaba previsto. Incluso hubo más frecuencias. Ahora está cada 20 minutos. Antes eran cada 20 y cada tanto cada 30 minutos. Hay como 10 frecuencias más. Funcionan 70 servicios por día, y estaban en 60",  resaltó Luis De Brida.

El servicio mantiene la misma tarjeta que se usaba anteriormente. "Las actuales tarjetas electrónicas de pago tienen total vigencia con su saldo disponible a la fecha y se podrán recargar en los centros que tenía Expreso Colonia, a los que se suman los de Pehuenche”, explicó el funcionario.

Poca demanda en los servicios al interior

Entre los servicios provinciales, la mayoría teniendo como punto de partida la Estación Terminal de Ómnibus de Neuquén, no tienen por ahora una demanda importante.

Luis De Brida marcó que la mitad ya fueron habilitados. Es así que ya hay servicios regulares a Chos Malal, Aluminé, Caviahue, San Martín de los Andes, entre otros.

"Quedan las intermedias, porque no se puede garantizar el cumplimiento del protocolo. Los servicios intermedios que no cuentan con terminal o puntos de control no se pueden habilitar", expuso.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Controles blandos en los servicios interurbanos de Neuquén