Controles relajados en los comercios que abren sus puertas

El Ejecutivo local asegura que son estrictos en el cumplimiento de las medidas sanitarias. Sin embargo, en la calle se ven pocos inspectores chequeando el respeto a las restricciones.





Solo cinco locales solicitaron autorización para instalar mesas y sillas en la calle.

Solo cinco locales solicitaron autorización para instalar mesas y sillas en la calle.

En Neuquén se puede circular en automóviles de lunes a sábados de 8 a 20 (y a 22 en el caso de asistir a un restaurante), en el mismo rango se pueden realizar deportes individuales, tenis, paddle y futbol “metegol” y también salidas recreativas, aunque a estas se les suma el domingo. Todo según terminación de DNI: lunes, miércoles y viernes los pares; martes, jueves y sábados los impares.


Todos los comercios pueden abrir de lunes a sábado y desde ayer los restaurantes pueden pedir autorización para poner mesas en la calle y ampliar su capacidad. Sin embargo, los controles no parecen ser “estrictos”, tal como se anunció y se ratifica desde el gobierno provincial y municipal.


Los restaurantes volvieron a abrir sus puertas hace un poco más de un mes. Sólo puede ocupar el 50% de su capacidad y, muchas veces, los clientes son reticentes a asistir a lugares cerrados donde se comparte espacio con desconocidos. Es por eso que la semana pasada, la Municipalidad de Neuquén anunció que los comercios gastronómicos podían solicitar la autorización para instalar mesas y sillas en las calles y así ampliar su espacio al aire libre. Sólo cinco locales pidieron esta autorización. A ellos se los habilitó y, tal como informaron, desde el Municipio están funcionando “normalmente”.


Los controles sobre las restricciones que permanecen vigentes en la ciudad son responsabilidad de la policía provincial en lo referido a circulación, y de los inspectores municipales en lo relacionado con los comercios.

“Estamos siendo rigurosos con los controles y sanciones porque estamos en un momento sanitario complicado”.

GabrielaCagol es subsecretaria de Comercio del municipio.


Desde el Ejecutivo local se señaló que “se trabaja intensamente en los operativos de fiscalización de cumplimiento de los protocolos covid en los locales comerciales y gastronómicos”, con unos 30 inspectores que trabajan en turnos rotativos.


Seguimos adelante con estos operativos de rutina que hacemos desde que comenzó la pandemia”, señaló Gabriela Cagol, subsecretaria de Comercio. Y al mismo tiempo agregó que se busca “garantizar el cumplimiento de los protocolos, observando que se respetan las distintas medidas como el distanciamiento entre mesas y el social, el uso de barbijos y la provisión de alcohol en gel”.


Además, Cagol señaló que los operativos de control se hacen de forma permanente y que en caso de detectarse algún incumplimiento se procede a realizar infracciones y clausurar los comercios. “Estamos siendo rigurosos porque estamos en un momento sanitario complicado”, cerró la funcionaria.


Lo cierto es que con el sólo andar diario, se puede observar que los controles tanto de circulación como comerciales, no siempre son tan rigurosos.


Comentarios


Controles relajados en los comercios que abren sus puertas