Convertirán en ley decretos sobre el uso del agua

El gobernador admite la necesidad de dar un debate sobre el tema.



#

El mandatario neuquino dijo que la mayor parte de los problemas ambientales en la provincia se produjeron por la explotación convencional.

VILLA LA ANGOSTURA (AVLA).- En medio del debate por los riesgos ambientales del método del fracking para la extracción de gas, el gobernador Jorge Sapag aseguró que convertirá en un proyecto de ley los decretos que había sancionando en materia ambiental para la regulación de los pozos no convencionales. “Vamos a mandar a la Legislatura un proyecto de ley para convertir en ley los decretos que hemos ido sancionando como provincia por el cual hemos prohibido el uso de agua de subsuelo para la fractura hidráulica, obligamos tomar agua de los lagos, cursos de agua y embalses”, dijo en rueda de prensa. Además, apuntó que el 95% del agua que produce Neuquén termina en el mar y que para el “desarrollo no convencional” se requiere un máximo del 1%. Aseguró que obligaron a las empresas a tratar el agua de reflujo que se utiliza en la fractura y que prohibieron depositar esa agua de reflujo en los cursos de agua, aunque hubieran estado tratados. Dijo que deben depositarlos en los lugares que establece el gobierno o bien utilizarlo para riego o en la nueva fractura. Sapag reconoció que el método conlleva un riesgo ambiental, aunque lo relativizó: “cuando usted tiene una vaca, la vaca emite CO2 a la atmósfera, todas las actividades tienen que ser compatibles con el medio ambiente, cuando usted perfora en minería o en petróleo, obviamente esta afectando el medio ambiente, no lo vamos a negar. Llega hasta los 2.000 metros de profundidad, está generando un agujero… es importante dar el debate sobre qué es lo que tenemos que hacer”. Apuntó que la matriz energética del país se basa en un 90% en el gas y petróleo, “no tenemos que dar una discusión de doble discurso sino una discusión única, entonces que hacemos sino producimos gas y petróleo. Yo estoy de acuerdo con que el viento, el sol y otras fuentes de energía tienen que ir reemplazando la energía convencional”. Detalló además que la mayor parte de los problemas ambientales en la provincia se produjeron por la explotación de recursos convencionales y que en ninguno de los 300 pozos no convencionales hubo problemas. Aseguró que en agosto bajaron al 25% los ingresos por regalías hidrocarburíferas porque los yacimientos convencionales de Neuquén están “maduros” y registran una caída anual del 10% en el caso del gas y un 4% en el del petróleo. Respecto de este último destacó que la caída “ahora se revirtió por la producción no convencional de YPF, que está extrayendo 10 mil barriles en Loma Campana”.


Comentarios


Convertirán en ley decretos sobre el uso del agua