Cooperativa de Electricidad Bariloche: incertidumbre por las elecciones anuales

La elección será el 5 de diciembre pero son miles los asociados que quedan fuera del padrón porque no están al día con el pago de las facturas eléctricas.




Las elecciones estaban previstas para el 5 de diciembre. Foto: archivo

Las elecciones estaban previstas para el 5 de diciembre. Foto: archivo

El Consejo de Administración de la CEB ya puso en marcha el proceso eleccionario que obligatoriamente debe convocar cada 12 meses. La oficialización de listas quedó fijada para el 13 de noviembre y los asociados deberían votar el próximo 5 de diciembre. El presidente Carlos Aristegui dijo que no pueden hacer otra cosa porque “es una obligación establecida en el estatuto social y en la ley de cooperativas”.

 Pero un grupo de delegados de la opositora lista Roja reclamaron por nota la suspensión de la elección y la prórroga de los mandatos, porque encuentran muy riesgoso movilizar a tanta gente en plena cuarentena sanitaria. También argumentaron que son miles los asociados que quedan fuera del padrón porque no están al día con el pago de las facturas eléctricas, debido a la crisis económica que padece la ciudad.

 El año pasado los comicios de la CEB demandaron la apertura de 23 locales electorales y participaron más de 5.000 personas, entre votantes, fiscales, movilización de urnas y personal de control.

 Aristegui dijo todavía no hay nada resuelto, porque los protocolos para la elección están en plena elaboración. La CEB debe presentarlos al Comité de Emergencia y necesitan una aprobación final de las autoridades sanitarias.

 Pero advirtió que hasta ahora no hay ninguna disposición del Inaes que los exima del llamado a elecciones y por lo tanto deben cumplir con la ley. Señaló que la voluntad de participación es grande porque “ya hay cinco listas que reservaron color” y están en plena gestión para sumar candidaturas.

 Señaló que entre esas cinco está la lista Roja, que condujo la CEB durante casi dos décadas y perdió por amplia diferencia el año pasado. Por eso señaló como una “contradicción” que al mismo tiempo cuatro delegados de esa fracción firmen una nota en la que piden postergar las elecciones.

 Según esa presentación, el proceso eleccionario convocado por la CEB “va a contramano de la situación de la comunidad (en relación con la pandemia de coronavirus) y las medidas que para enfrentarla han establecido las autoridades”.

 Señalaron que “durante un mes y medio se debe afectar personal de la CEB a las intensas tareas de control y fiscalización de cada uno de los 120 candidatos de cada lista que compulsen, cuando una buena parte del personal no concurre actualmente a prestar labores en la CEB por la situación de pandemia”.

 Los delegados rojos opinaron que votar en la actual situación “es una falta de sentido común y hasta una afrenta a los vecinos”.

Argumentaron también para ser candidato y también para votar es requisito estatutario no tener deudas con la CEB, con cierre de padrones a julio pasado. Y hoy existe “un alto porcentaje de barilochenses que adeuda servicios”, y que justamente “los sectores con los derechos cercenados por la razón económica son los de más bajos recursos”.

Proceso “inoportuno”

El consejero por la lista Roja Alejandro Pozas estimó que actualmente el 30% de los asociados están en mora, cuando en años anteriores no superaba el 2%. Aseguró que la nota tiene cuatro firmas pero “representan a todos los delegados de la lista Roja”.

 Allí se subraya que el municipio suspendió elecciones y prorrogó mandatos en todas las juntas vecinales, y que también están vedadas por ahora las actividades deportivas y culturales.

 “No es que reneguemos de la democracia cooperativa, la defendemos en todos los terrenos -alegaron los Rojos-. Pero los momentos de esta crisis tan inusual y gravísima que padece nuestra sociedad vuelven totalmente inoportuno un proceso eleccionario”.

 Pozas dijo que hicieron también una presentación formal ante el Inaes, pero no recibieron respuesta. Agregó que el movimiento de gente sería “muy grande” y pidió que el COE defina por la no autorización.

 Aristegui observó que la suspensión de elecciones de juntas vecinales vence en noviembre y que el último domingo en Viedma hubo mesas de votación para las elecciones bolivianas y funcionaron sin contratiempos.

 Advirtió que las elecciones de la CEB se podrían realizar con el debido distanciamiento, barbijos, toma de temperatura y elementos sanitizantes, como se implementa en cualquier supermercado. Y resaltó que el interés es grande porque hay cinco listas en carrera.

 El titular de la CEB insistió en que no pueden hacer algo distinto que convocar a las elecciones y que la voluntad no es poner en riesgo a nadie. Pero la eventual suspensión sólo la pueden decidir los organismos de control.

La decisión de iniciar el proceso la tomó el Consejo de Administración por unanimidad y si no hubiéramos hecho el llamado ya tendríamos presentaciones judiciales para que se hagan como marca la ley”, aseguró.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Cooperativa de Electricidad Bariloche: incertidumbre por las elecciones anuales