Argentina y una victoria práctica ante Paraguay para llegar a los cuartos de final

A la Selección le bastaron 25’ para superar a los guaraníes con un golazo de Papu Gómez, que sirvió para clasificar a la siguiente ronda. Una vez más, el equipo bajó el ritmo en el complemento.

Identidad, más allá de los nombres y los rivales. Incluso de los resultados, porque se puede ganar o perder pero si el ADN está difuso y no se escribe con mayúsculas, los riesgos de andar a la deriva se multiplican.

El capitán de barco, Lionel Scaloni, se aferró al concepto de “solidez” apenas terminó el partido ante Uruguay. Ante Paraguay, la Argentina intentó reafirmar la idea y dejó en claro que necesita de una continuidad de buenos encuentros para volver a creer en sí misma.

El 1-0 sobre los guaraníes sirve para seguir creciendo en medio de resultados positivos, pero es evidente que Argentina aún está lejos del concepto ideal de equipo.

Esta seguidilla de cinco partidos en 18 días, entre Eliminatorias y Copa América, ha servido para automatizar ciertos movimientos, pulir aspectos tácticos y creer en cada plan que traza el entrenador en la previa de cada encuentro. Argentina se pareció a lo que supuestamente quiere Scaloni en los primeros 20/25 minutos iniciales. Después no lo pudo sostener.

La asignatura pendiente sigue siendo mantener el ritmo que la selección le imprimía a los primeros tiempos en detrimento de los segundos, donde regala posesión y campo sin posicionarse para el contragolpe.

Argentina se quedó a mitad de camino. Su recorrido en el partido fue desparejo y sólo al comienzo gozó de una mayor confianza por la presencia del frente de ataque compuesto por los experimentados Messi, Agüero y Dí María, que volvieron a jugar juntos.
De ese tridente, el más flojo fue el Kun, al que le costó entrar en sintonía. Incluso, se perdió un gol de entrada al quedar solo de espaldas al arco paraguayo.

El Kun, de media vuelta, se pierde la primera ocasión de gol del seleccionado argentino, al rematar por encima del travesaño, sólo ante Silva. Foto: AFP/Télam/LEVY

De todas maneras, la ocasión desperdiciada por Agüero fue eclipsada rápidamente por la jugada que llegaría a los 10’. La manejó Messi desde atrás, cedió la a Di María, quien amagó a rematar al arco. Sin embargo, el Fideo se la guardó y le metió una asistencia perfecta a Papu Gómez, que con total tranquilidad la tocó por encima del arquero Silva.

El golazo gestado por los integrantes de ataque al que apostó el DT, ilusionaba para un partido de galera y bastón. De todas maneras, la posición lineal en el mediocampo de Guido Rodríguez y Leandro Paredes ayudó a que los volantes paraguayos ganaran ese sector de la cancha.

A los guaraníes les faltó peso ofensivo, no llegó con peligro, pero la orfandad de Argentina sin la pelota es evidente.
La Selección casi se va 2-0 al vestuario por un gol en contra de Junior Alonso, pero Messi estaba adelantado en el comienzo de la jugada.

Fue lo último con peligro real de la selección en el partido. En el segundo tiempo, Argentina prácticamente no probó al arco. Tuvo situaciones favorables de tres cuartos hacia adelante, pero cada vez que llegaba al área rival insólitamente se quedaba sin ideas. A tal punto de pasar en varias ocasiones de posición de gol, a zona defensiva con el sólo beneficio de defender la posesión.

Una vez más, como en todas las presentaciones de este 2021, Argentina se cayó en los segundos tiempos, aunque tuvo oficio para manejar el trámite en los últimos 10’ y desactivar el impulso guaraní de ir por el empate.
Corregir errores en medio de buenos resultados, siempre será beneficioso, aunque Argentina deberá trabajar más en busca de soluciones que le den continuidad a su juego, que por el momento fluye en cuentagotas.


En la próxima fecha la selección tendrá libre y volverá a la acción el lunes 28 cuando enfrente a Bolivia por la quinta y última fecha de la fase de grupos.


ASÍ ESTÁN LAS POSICIONES


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Argentina y una victoria práctica ante Paraguay para llegar a los cuartos de final