Coronavirus: efectos sobre la economía real

¿Quién se hará cargo del costo económico y social de esta recesión? El mercado y la política todavía no han podido dar respuesta a este interrogante..





Negocios totalmente vacíos. Las pymes al borde de una nueva crisis.

Las Bolsas internacionales se desplomaron hasta el 40% en sólo un par de semanas.

Salvo algunas farmacéuticas ligadas a la investigación de la vacuna para el coronavirus, el resto de los papeles cayeron en forma importante. El intenso castigo recayó especialmente sobre las acciones de empresas turísticas, industria textil y aquellas ligadas al consumo masivo.

Por otro lado, quedó en claro que la fuerte política de incentivos implementada en estos últimos días por Estados Unidos y el Banco Central Europeo (BCE), con una inyección de algo más de 800.000 millones de dólares en el mercado, no termina de compensar el pesimismo generalizado de los inversores.

Estamos frente a una brutal recesión económica a nivel global. Los mercados siempre se anticipan a los acontecimientos. Por lo que hay que esperar que, en las próximas jornadas, comiencen a aparecer con fuerza los efectos de esta crisis en la economía real. La pregunta del millón: ¿quién se hará cargo del costo económico y social de esta recesión? El mercado y la política todavía no han dado respuesta a este interrogante puesto que son conscientes de que la crisis del coronavirus todavía no ha llegado a su fin.

Distintos análisis que llegan de la agencia internacional Bloomberg dan cuenta que el BCE no descarta lanzar esta semana un plan de salvataje a nivel industria y consumo, a través de una emisión de moneda récord para frenar la sangría que está sacudiendo al sistema financiero y que ya está llegando a la economía real.

El presidente Trump anticipó también que no escatimará esfuerzos en la aplicación de medidas para revertir la situación. El mandatario norteamericano invocó ayer la Ley de Producción de Defensa, que permite la intervención de empresas. El objetivo de esta ley es movilizar la producción privada y podría, por ejemplo, obligar desde el Estado a la industria a producir suministros médicos esenciales, como mascarillas o ventiladores.

Mientras tanto, los números que muestra China en febrero y en esta primera quincena de marzo, marcan la tendencia de lo que vendrá para los países desarrollados de occidente. La economía del gigante asiático en febrero cayó 8%, las importaciones un 20% y el consumo cerca del 15%. Números escalofriantes para una de las economías más fuertes del globo.

Los incentivos argentinos

Frente a la tormenta económica que está por aterrizar, la administración Fernández anunció el martes una serie de medidas para intentar sortear la crisis que se avecina. Para la mayor parte de los analistas, son totalmente insuficientes teniendo en cuenta que el país arrastra una crisis estructural a la que hay que sumar ahora los efectos del coronavirus.

Las pymes que no puedan trabajar porque el personal debe quedarse en sus casas no podrán vender. Pese a ello deberán seguir pagando sueldos, impuestos, luz, gas y el resto de los servicios. ¿Cuánto puede durar una pyme sin quebrar en este contexto? ¿De qué le sirven los estímulos que ofrece el Gobierno en esta compleja coyuntura?

La pobreza, en la agenda del Gobierno frente a la ofensiva del coronavirus.

La situación del Estado argentino también es complicada. Ni tan siquiera arreglando con los acreedores se observa la luz al final del túnel. La vulnerabilidad en la que se encuentra el 35% de nuestra población –últimos datos del nivel de pobreza– ante la amenaza del coronavirus es hoy el tema prioritario en la agenda del Gobierno. ¿Qué puede pasar si la pandemia llega al primer y segundo cordón industrial del Gran Buenos Aires? Los números que se manejan asustan.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Coronavirus: efectos sobre la economía real