Coronavirus: el drama de Italia visto a través del fútbol y en primera persona

Daniele Adani es uno de los comentaristas deportivos más prestigiosos de la televisión italiana. Habló con Río Negro sobre la delicada situación generada por el coronavirus y su repercusión en el fútbol de la península.





Cuando Daniele Adani se retiró en el 2011, tuvo dos opciones para seguir ligado al fútbol, su pasión de toda la vida: hacer la carrera de entrenador o agarrar el micrófono, ser comentarista y tratar de contar desde afuera lo que pasa dentro del campo.
Lele Adani, como todos lo conocen en Italia, tuvo un momento de duda cuando Roberto Mancini lo convocó en 2014 para que sea su ayudante de campo en el Inter de Milan. De todas maneras prefirió seguir ligado a Sky Sports, el canal deportivo por excelencia en la península, donde Adani se ha transformado en uno de los comentaristas más destacados de la señal.
Adani vive hoy en carne propia la tragedia italiana a causa del coronavirus. En cuarentena desde hace más de una semana en su departamento a las afueras de Bologna, en la charla con Río Negro Lele se despoja por un momento del afecto típicamente italiano y afirma: “acá se está viviendo un desastre que empeora día a día. En Italia todavía no hemos llegado al máximo nivel de contagio, recién en cuatro o cinco días, luego de una cuarentena total de dos semanas, se va a saber realmente en qué punto estamos. Aunque no lo creas, aún hay gente que no entiende los peligros que estamos viviendo”.

P – ¿Cuántos días de cuarentena llevás?
R- De manera total hace nueve días. Antes, el movimiento se paralizaba después de las 18:00, pero desde el 12 de marzo se decretó el aislamiento total. Así vamos a permanecer en principio hasta el 3 de abril, pero acá todos estamos seguros que esa fecha se va a extender.
P- ¿En cuáles situaciones salís de tu casa?
R– Hay tres o cuatro motivos por los que podés salir de tu casa. Debes contar con una autorización de gobierno y sólo puedes salir a trabajar, a los centros de salud, al supermercado… Pero muchas veces aquí, la gente utiliza estas excepciones para salir igual a la calle a hacer otras cosas. Muchas veces dejan sus casas cuando no tienen necesidad de hacerlo. Acá la situación está muy complicada. Bergamo y Brescia son ciudades muy afectadas por el virus y los hospitales no dan abasto. Hemos visto cosas muy dolorosas en Bergamo donde los militares, en sus carros, transportaban los cuerpos hacia otros cementerios porque el de ahí está colapsado.
P- ¿Crees que en fútbol italiano tardaron demasiado en darse cuenta del problema?
R- Hace dos semanas atrás, no todos pensaban lo mismo. El fútbol no paraba porque esperaban que lo decretara el gobierno. Hasta que Damiano Tommasi, el presidente del sindicato de futbolistas, habló en nombre de todos los jugadores y pidió que se debía suspender la actividad porque el gobierno no tomaba la decisión. Está claro que por ahora ninguno habla de jugar. Nadie sabe en realidad cuándo se normalizará todo. Hoy Italia tiene más muertos que los que tuvo China con esta pandemia. Es una situación muy dramática y muy dura. Algunos clubes hablan de volver a los entrenamientos la semana próxima, pero en verdad eso es imposible.

En la voz de Lele Adani se percibe la angustia y preocupación por la delicada situación que vive su país. También de sorpresa por la incomprensión de ciertos compatriotas que aún no alcanzan a dimensionar la gravedad de las cosas. Adani es un personaje muy ligado al fútbol de la península, aguerrido zaguero en su época de futbolista, que ha vestido las camisetas de la Lazio, Fiorentina e Inter -entre otras-, y también del seleccionado azzurro. Pero hay una rareza que acerca a Lele al fútbol nuestro: es hincha fanático de River.
“Yo amo a River Plate. Todo nació por mi amistad con Matías Almeyda, que es el hermano que me dio la vida. Jugamos juntos en Inter y en Brescia. Soy un enamorado del fútbol argentino y rioplatense. Para mí ahí está la casa del fútbol mundial. La locura, la pasión…”.

Adani en sus tiempos de futbolista, aquí con la camiseta de la selección italiana. Se retiró del fútbol en el 2011.

P- ¿Qué te pareció la decisión de Daniele de Rossi de descolgar los botines para jugar en Boca?
R- Con Daniele me une una gran amistad. Es un hermano también. Hablamos mucho y cuando decidió ir a Boca, además de su familia, fui el primero en saberlo. Era un sueño para él jugar allí. Daniele tiene un gran corazón y es un apasionado.
P- ¿Y vos a River? ¿Nunca estuvo la posibilidad?
R- Claro que estuvo… (risas). Matías (Almeyda) me lo pidió. Fue hace muchos años atrás, pero la verdad es que no me sentía lo suficientemente fuerte para intentarlo. Me gusta más ser hincha.
P- A tu entender, ¿cuál es el jugador con mejor actualidad en el calcio?
R- Lautaro Martínez está en un gran momento en el Inter, pero también me gusta mucho Rodrigo De Paul (Udinese). Él llegó acá desde Racing como media punta, pero de a poco se ha trasformado en un volante más completo. También me gusta mucho Paulo Dybala, de quien me acabo de enterar tiene coronavirus.
P- Hasta la suspensión, ¿qué equipo veías con más chance de ser campeón?
R- La Juventus, que ahora con Maurizio Sarri tiene una idea de fútbol más definido. Con (Massimiliano) Allegri (su antecesor) jugaba para defender, para especular. Con Sarri eso comenzó a cambiar, más allá de algunas dificultades que ha tenido el equipo en defensa.

Lele Adani no oculta su pasión por la Banda. «Amo a River, se lo debo a Matías Almeyda, el hermano que me dio el fútbol», dijo. Aquí festejando junto al Millo, la obtención de la Libertadores en el Santiago Bernabéu de Madrid ante Boca. (Foto/Twitter)

Comentarios


Seguí Leyendo

Coronavirus: el drama de Italia visto a través del fútbol y en primera persona