Corrupción de menores: sigue el debate por la liberación del ex juez Bernardi

El legislador Berros calificó de “corruptos” a los miembros de la Justicia. El Colegio de Magistrados respondió y, ahora, reaccionó Matías Rulli, ex Secretario de la Gobernación.



Rulli salió al cruce y defendió al legislador Berros. Foto Archivo: Marcelo Ochoa.

Rulli salió al cruce y defendió al legislador Berros. Foto Archivo: Marcelo Ochoa.

La liberación del ex juez penal Juan Bernardi sigue generando públicas discusiones. Ahora, el ex Secretario General de la Gobernación, Matias Rulli criticó al Colegio de Magistrados que había salido al cruce del legislador del FdT, José Luis Berros, que acusó a los jueces de conformar una “casta de hipócritas y corruptos”.

La entidad de los magistrados solicitó al legislador que se retracte y que sus dichos eran “impropios de un funcionario público”, calificándolas de “injuriosas, desacreditantes y deshonrantes”.

Rulli, ex Secretario General en la gestión de Alberto Weretilneck, advirtió que el Colegio quiere "amordazar" a los críticos. Dijo, inicialmente,  estar sorprendido por la reacción de la entidad de los Magistrados que silenció “ante el intento violatorio por parte del ex gobernador de violar la Carta Magna”, en referencia a la pretendida re-reelección del cipoleño.

En ese momento, no “pidieron -agregó- por la separación de poderes, ni por una mejor calidad democrática”.

Quizás, no quiero ser mal pensado, recibieron algún llamado, de algún operador judicial, para intentar ponerle una mordaza al novel legislador".

Matías Rulli-ex Secretario de la Gobernación de Río Negro

El ex funcionario ratifica que la entidad actúa “en forma corporativa” y así reafirma “los que dijo el legislador Berros que se trata de una casta. O quizás, no quiero ser mal pensado, recibieron algún llamado, de algún operador judicial, para intentar ponerle una mordaza” al “novel legislador” de Roca.

“Debemos bregar –continuó Rulli- por una mayor democratización de la Justicia, que es una de las instituciones más desprestigiadas en la Argentina y en la provincia”. Ponderó el inicio de los juicios por jurados para “volver creer en la Justicia, ser juzgados por pares, y no por hombres y mujeres que solo en su vestimenta llevan puesto lo que muchos pagamos de alquiler. Ya llegará el tiempo que en vez de que los jueces sean elegidos por ellos mismos, con anuencia del poder político, sean elegidos por el voto popular y sus mandatos tengan límite temporal”.

Finalmente, Rulli, “como militante político”, pidió al Colegio de Magistrados que “primero miren hacia su fuero interno, que piensen como fue que llegamos a tener jueces corruptores de menores, que se den un baño de humildad. No intenten intimidar a un legislador electo por el voto popular, que solamente dijo lo que muchos piensan cuando van en busca de justicia, y solo encuentran dolor e impotencia”.

El 30 de diciembre, un tribunal de Viedma liberó al ex juez Bernardi, condenado en 2017 a cinco años de prisión por el delito de corrupción de menores. Ese hecho derivó en la reacción de Berros, quien entendió en determinación que “no nos equivocamos cuando hablamos que los jueces son una casta de hipócritas y corruptos”.


Comentarios


Corrupción de menores: sigue el debate por la liberación del ex juez Bernardi