#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Crimen de Zapala: Matías se quebró y reveló estremecedores detalles

Habló por primera vez uno de los hermanos detenidos por el homicidio del padre. El defensor pedirá su sobreseimiento.



Uno de los traslados a tribunales de Zapala de los hermanos Jara, acusados del homicidio de su padre Orlando.

Uno de los traslados a tribunales de Zapala de los hermanos Jara, acusados del homicidio de su padre Orlando.

"Cuando mi padre entró a la habitación yo pensé que íbamos a morir". "Fernando no parecía mi hermano, estaba transformado". "Yo no me podía ir de casa, no podía abandonar a mi mamá y mi hermanita". Fueron algunas de las frases que dejó la declaración de Matías Jara, uno de los imputados con prisión domiciliaria por el asesinato de su padre Orlando, ocurrido en Zapala el 26 de enero pasado.

Matías, de 21 años, rompió hoy el silencio y reveló detalles estremecedores del crimen. Fue una declaración firme, por momentos emotiva y muy cuidada, en la que se desligó del hecho y trató de favorecer a su hermano Fernando (28). Aceptó responder preguntas de la fiscalía.

Así lo informó su abogado defensor Gustavo Lucero al término de la esperada audiencia que se realizó esta mañana, conducida por la fiscal jefa Sandra González Taboada y con la participación del fiscal del caso Marcelo Jofré.

El próximo miércoles 26 se realizará una pericia psicológica a los hermanos, que están con prisión domiciliaria.

Lucero anticipó a RÍO NEGRO que después de esa pericia pedirá el sobreseimiento de Matías. "Ya la podría pedir, a esta altura está claro que no tuvo ninguna intervención en la muerte de su padre. Matías es un testigo", afirmó el abogado.

La fiscalía no pedirá prisión perpetua para los hermanos, como anticipó este diario la semana pasada.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo 26 de enero en el barrio Zona 2 de Zapala, en la vivienda de la familia Jara, integrada por Orlando Jara (55), su esposa Hilda (51) y sus hijos Fernando, Matías y Giuliana (18). El cuarto hermano, Diego (25) es el único que tiene otro domicilio.

La familia sufrió una vida de maltratos por parte de Orlando Jara, quien fue denunciado al menos tres veces por violencia familiar.

El abogado Gustavo Lucero asumió la defensa de Fernando y Matías Jara en Zapala. (Archivo)

Durante alrededor de dos horas, Matías dio hoy su versión de lo que pasó esa madrugada.

Dijo que Orlando Jara entró a la habitación donde dormían él, Fernando y Giuliana armado con un cuchillo. Venía del casino y al parecer en estado de ebriedad.

"Nos dijo que nos iba a matar, y yo le creí. Pensé en ese momento: vamos a morir", declaró el joven.

Eran poco más de las cinco de la mañana. Se produjo una primera pelea, Jara fue expulsado de la vivienda y se refugió en la casa de un vecino.

Hubo un segundo enfrentamiento, ya en la calle y con numerosos vecinos observando. Según se pudo reconstruir en base a testimonios, Fernando golpeó a su padre con un hierro y luego lo apuñaló con un cuchillo de grandes dimensiones.

Finalmente le cortó la cabeza, se tomó una selfie y se la envió a un amigo.

Matías presenció parte de esa secuencia. "No era mi hermano, estaba transformado, nunca lo había visto así. Yo estaba asustado, congelado, no entendía nada", declaró.

Dijo que a pesar de que su padre estaba muerto, Fernando "le seguía reclamando por tantos años de violencia y maltrato".

Su declaración avala la teoría de la defensa, respecto de que Fernando atravesaba alguna especie de inhabilitación temporal para comprender lo que estaba haciendo.

Lucero también se refirió al polémico rol de los policías que asistieron al lugar y no detuvieron a Jara. Fue entre la primera y la segunda pelea. "Si se lo hubieran llevado demorado en ese momento, las cosas no hubieran terminado de esta manera", indicó.

Para entonces Jara estaba herido, y según testigos, él mismo pedía que lo trasladen a la comisaría. La respuesta de los uniformados habría sido que se acerque por sus propios medios y lo mismo le habrían contestado a Hilda, su esposa.

También reveló Lucero que "la fiscal González Taboada le preguntó por qué no se fue de la casa, ante tanto maltrato. Matías le contestó que no podía abandonar a su mamá y su hermanita, que hubiera sido muy cobarde, y en ese momento se quebró".


Comentarios


Crimen de Zapala: Matías se quebró y reveló estremecedores detalles