Crimen del bebé: la jueza rechazó la acusación contra la madre

Para la magistrada hubo violación a las garantías constitucionales en el proceso de investigación.



La fiscal Betiana Cendón adelantó que impugnará el fallo. Foto: Marcelo Martinez

La fiscal Betiana Cendón adelantó que impugnará el fallo. Foto: Marcelo Martinez

La jueza Romina Martini rechazó la formulación de cargos contra una joven de 18 años por la muerte de su bebé recién nacido en una casa de la calle Monteverde del barrio San Francisco IV.

El médico forense Piñero Bauer determinó la muerte violenta del bebé y la fiscalía pidió encuadrar la causa como “homicidio doblemente agravado”. Sin embargo, la magistrada consideró que hubo violación a las garantías constitucionales en el proceso de investigación y rechazó la acusación.

“Es uno de los casos más graves que me ha tocado resolver como jueza”, reconoció Martini al comienzo de la audiencia que esta vez, contó con la presencia de la prensa, y agregó: “El problema radica en el modo en el cual se ha investigado el caso y el rumbo que lamentablemente tomó la investigación”.

La fiscal Betiana Cendón ya adelantó que impugnará el fallo. “¿No deberíamos darle respuestas a ese bebé que hoy está en la morgue como NN? Solo pedimos que nos dejen investigar”, objetó Cendón.

La jueza consideró que este caso debía analizarse bajo la perspectiva de género por tratarse de “una mujer que habría cometido un hecho delictivo contra su hijo luego de haberlo dado a luz, un parto sin asistencia. Lo tuvo sola en su vivienda”. Argumentó que la joven se encuentra “en estado de shock, que le teme a su pareja -respecto de quien rigen medidas cautelares- que la amenaza con quitarle a su hijo”.

En relación al último embarazo que culminó con la muerte del bebé, detalló el fallo, la joven aseguró que “se sentía rara hacía meses” aunque no pensó que estaba embarazada ya que seguía teniendo pérdidas de sangre. “Cuando se dio cuenta que estaba embarazada, continúa, no quiso contarle a su pareja porque temía que se enojara. Le había expresado que no quería tener otros hijos”.

Al rechazar la acusación, la jueza cuestionó que para allanar la vivienda de la joven (que culminó con el hallazgo del cuerpo del bebé) no hubo autorización de la Justicia.

“Nada le impedía a la fiscalía pedir una orden de allanamiento antes de ingresar a la vivienda. Ese es el camino legal previsto. El pedido de conformidad para ingresar fue formulado una vez adentro de la casa. Tampoco se indicaron las características de las diligencias que debían realizar”, planteó la jueza.

La fiscal, en cambio, resaltó que no se trató de un allanamiento. “Fuimos a buscar un bebé vivo. La familia completa nos autorizó a pasar. Hubo un consentimiento firmado. Afuera encontramos la placenta tirada y en el placard estaba el cuerpo del bebé. Tenía 10 puñaladas, había sido ahorcado con ropa interior y tenía papel higiénico en la boca para que no grite”, manifestó.

Martini también cuestionó el interrogatorio de una empleada policial que derivó en la autoincriminación de la mujer mientras estaba internada en el hospital Ramón Carrillo.

“Una agente policial que custodiaba su detención le expresó: ‘Dale, ya están en tu casa, decí qué pasó’ y la joven confesó: ‘Tuve mucho sangrado y el bebé nació sin vida y está en el placard’. Todo esto sin la presencia de un abogado defensor”, expresó el fallo.

El abogado defensor Marcos Cicarello se mostró conforme con la audiencia. “La jueza tuvo una perspectiva de género interesante. Acusan a mi asistida en base a una prueba obtenida ilegalmente. Se han violado derechos básicos de manera grave”, recalcó.


Comentarios


Crimen del bebé: la jueza rechazó la acusación contra la madre