Cuarentena: Bariloche aplicó pocas sanciones a los que no cumplieron

La Municipalidad legisló las multas pero solo 15 comercios fueron apercibidos. Fue disuasivo porque en cuestión de días se fueron regularizando en medidas y horarios.



Los controles de salida según número de DNI fueron una de las medidas adoptadas en el inicio del periodo de aislamiento social. Foto: archivo

Los controles de salida según número de DNI fueron una de las medidas adoptadas en el inicio del periodo de aislamiento social. Foto: archivo

Una de las primeras urgencias del intendente Gustavo Gennuso cuando se inició la cuarentena fue reglamentar las conductas que estaban prohibidas y asegurarse una herramienta legal para multar a quienes, por ejemplo, circularan sin barbijo, o salieran de compras en un día vedado para su DNI.

Dado ese apuro, el Concejo Municipal realizó una sesión extraordinaria el 15 de abril, con el proyecto de ordenanza de sanciones como único tema. Y lo aprobó por unanimidad. Los controles arrancaron severos, luego se relajaron un poco, y pasados más de dos meses casi no hubo multas a los infractores.

El jefe de Gabinete, Marcos Barberis, informó que a las personas individuales no las sancionan porque “interviene la justicia penal” y el Municipio debe abstenerse de actuar hasta que se resuelvan esos expedientes. Su único rol en esos casos es resguardar los autos retenidos.

En el caso de los comercios, hubo sólo 15 sanciones aplicadas por el Municipio. Según Barberis las faltas tuvieron que ver con atención a clientes con DNI no permitido. También hubo alguna violación al horario habilitado. “Por el no uso de barbijo solo se hicieron advertencias”, dijo Barberis.

Los controles fueron intensos entre fines de abril y el mes de mayo, con un equipo de hasta 35 inspectores. El responsable de fiscalización, Javier Fibiger, dijo en aquel momento había dicho que al principio detectaron varias irregularidades pero con el correr de los días los comerciantes se adecuaron y las infracciones se redujeron.

También el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Leonardo Marcasciano, afirmó el cumplimiento de las medidas restrictivas fue muy buena y a ellos mismos los sorprendió.

Ínfimo

3.500
comercios habilitados tiene la ciudad. La proporción de las sanciones es ínfima, dijeron los empresarios.

Marcasciano dijo que “casi todo fueron advertencias y alguna sanción hubo por abrir cuando no correspondía, pero en el universo de 3.500 habilitaciones es ínfimo”.

Con la cuarentena ya instalada el Municipio se apuró a legislar, pero casi no aplicó castigos. Por no usar “protección buco-nasal” la multa vigente es de 6.000 a 8.000 pesos. Por concurrir a un establecimiento comercial con DNI que no corresponda, entre 4.000 y 6.000 pesos, mientras que el comercio que lo permita, puede ser sancionado con un máximo de 10 mil pesos. Esta regla fue levantada hace pocos días, pero podría ser restituida, como ya ocurrió semanas atrás.

Por abrir en día u horario no autorizado los comercios se exponen a multas de hasta 10.000 pesos y por no cumplir con los protocolos de limpieza, entre 4.000 y 6.000 pesos.

Para las personas también se legislaron sanciones por realizar ejercicio físico fuera del domicilio (hasta 4.000 pesos), pero no hubo sanciones efectivas.

Barberis dijo que la ordenanza se aprobó en su momento porque “era una herramienta que pedían las fuerzas de seguridad”. Pero el Municipio no se propuso expresamente hacerla cumplir.


Comentarios


Cuarentena: Bariloche aplicó pocas sanciones a los que no cumplieron