Cuatro amparos ambientales blindan las bardas de la zona norte en Neuquén



La puja entre el Municipio de Neuquén y la Defensoría del Pueblo por el avance de la avenida de los Ríos es la cúspide de un conflicto por las bardas del Parque Norte que lleva años de peleas en el fuero de la Justicia Civil. En el trasfondo de la discusión siempre aparece el riesgo ambiental en torno a las probabilidades de inundación de los barrios que están al pie del sector.

El último fallo de la jueza María Eliana Reynals reflotó la discusión. Fue una resolución tras un amparo que interpuso la Defensoría con el objetivo de que la polémica obra se detenga hasta que se presenten informes. El fundamento del defensor del pueblo, Ricardo Riva, se cierne a la falta de datos sobre el impacto ambiental.

La respuesta del Ejecutivo municipal ante el revés judicial llegó por parte del secretario de Obras Públicas de la comuna, Guillermo Castejón, quien señaló que “todas las obras viales son hidráulicas y acá hay un problema grande de pluviales que afectan a los tres barrios que están abajo”.

Advirtió en ese sentido que “estamos llevando adelante una obra hidráulica muy importante que mientras no llueva está bárbaro, pero si llueve es complicado. Si sigue la obra no va a pasar nada”.

El abogado de la Defensoría, Silvio Baggio, sostuvo que todas las acciones del municipio se han realizado sin presentar los correspondientes expedientes y que se ejecutaron sin acudir a organismos técnicos competentes o atravesar un régimen de audiencias públicas.

Antecedentes de la disputa
Desde el 2016 a la fecha existen tres amparos que la Defensoría presentó por distintos conflictos en el Parque Regional Bardas Norte. El primero es de abril del 2016 y fue un pedido de información pública ambiental sobre la cesión y uso de las tierras del barrio Rincón Club de Campo sobre tres hectáreas de la bardas. Uno de los cuestionamientos se refería a obras que habían tapado los escurrimientos, pero finalmente el barrio privado proyectó obras tendientes a solucionar el conflicto que se están ejecutando.

El segundo recurso se presentó en diciembre del 2016 cuando el barrio Rincón de Emilio se inundó producto de las lluvias de octubre. En ese momento se cuestionó una obra que el municipio realizó en un predio lindante al Motocross ClubNeuquén que modificó los canales de descarga de la barda, provocando que el agua desemboque en las calles del sector. El fallo se conoció en julio del 2018 y ordenó la remediación del lugar y un plan de obras hidráulicas, que todavía no se han ejecutado.

En números

500
son las hectáreas aproximadas que ocupa el Parque Bardas Norte. Fue creado en el año 2002 en la ordenanza 9.640.

El tercer amparo que resultó en favor la Defensoría fue por obras en las bardas lindantes al loteo Rincón del Río donde maquinas de una empresa privada modificaron parte del paisaje. Finalmente la comuna fue obligada a realizar obras pluvioaluvionales, como aludes de contención, que fueron construidos pero desde el organismo sostienen que los trabajos estuvieron mal confeccionados.


Comentarios


Cuatro amparos ambientales blindan las bardas de la zona norte en Neuquén