Dante Echavarri, el dueño del 1 en el TC Neuquino

El joven piloto quiere seguir reinando y llegar a los cuatro títulos que logró su papá en la categoría.



Dante Echavarri es el último campeón del TC Neuquino, una de las categorías con más historia en la región, que espera volver pronto a la actividad. En el receso obligado, aprovechó junto al equipo familiar en avanzar en el proyecto de un nuevo auto. Aseguró que “quiero sumar otro título y acercarme a los cuatro que ganó mi papá”.

A Dante nunca le pesó el apellido Echavarri, que escribió buena parte de la historia de la categoría más importante que tiene el automovilismo de pista en Neuquén.

Con sus dos títulos, incluso le cerró la boca a algunos que no le daban importancia como piloto, porque llegó al TC Neuquino sin antecedentes en otras categorías y logró lo que algunos no pudieron conquistar en toda su campaña.

Divertido, es habitual verlo en los circuitos con una sonrisa, reconociendo que se siente más conforme con una buena maniobra y una pelea por un lugar antes que una victoria.

En su corta campaña ganó numerosas pruebas, subió muy seguido al podio y consiguió dos títulos, tanto con Chevrolet como con Ford, las dos marcas históricas del automovilismo en Argentina.No hay muchos casos de pilotos que son campeones con un equipo familar, como sucede conDante Echavarri en el TC Neuquino y el afamado AgustínCanapino en el TC.

“Tengo claro que es una ventaja estar en este equipo familiar, por su trayectoria en la categoria y en el automovilismo en si”, comentó el bicampeón.

Aseguró que “es una pasión que viene de generaciones y cada vez se el equipo se fue perfeccionando mucho más, con una gran calidad de trabajo”.

Agregó que “los números hablan por si solos, pero no confundir que sea una ventaja para mi estar en este equipo siendo hijo. Mi situación es particular porque tuvimos que lidiar con la desconfianza de algunos pilotos, quienes pensaron que a mi me daban lo mejor”.

Lo de Echavarri se convirtió en un monólogo.Destacó que “los clientes tienen lo mejor.Quedó demostrado con el título que ganó Pablo Saladino con nuestra motorización. A cada piloto se lo invita a ver la banqueada de su motor para que esté tranquilo”.

Afirmó que “la filosofía de este equipo es entregarle lo mejor a cada piloto y que gane el que más se destaque en la pista. Una vez ofrecimos en el circuito intercambiar motores con otro cliente del taller porque tenemos seguridad de la paridad de los impulsores”.

"Incluso después de ganar mi primer título, no faltó el que no valorara mis condiciones. Eso me dio más ganas de seguir ganando".

Dante Echavarri, bicampeón del TC Neuquino.

Soy garantia de que no hay diferencias, porque si llegara a ganar con ventajas me enojaría mucho, me gusta participar y saber que puedo ganar en igualdad de condiciones. Mis logros son un reflejo de la capacidad del equipo, aunque a veces eso no sea tan comercial”, aseguró Dante, el menor de los Echavarri.


Comentarios


Dante Echavarri, el dueño del 1 en el TC Neuquino