Darío Martínez apuntala a las eléctricas de Buenos Aires y define el plan para el interior

Se busca ayudar a las empresas eléctricas que le deben a Cammesa montos millonarios. En promedio, el próximo año el Estado se hará cargo del 57% del costo de generación y los usuarios residenciales pagarán el 43%.




Quieren dar salvataje a las empresas eléctricas que le deben a Cammesa casi $130.000 millones. (Foto: archivo)

Quieren dar salvataje a las empresas eléctricas que le deben a Cammesa casi $130.000 millones. (Foto: archivo)

La Secretaría de Energía que conduce el neuquino Darío Martínez está armando un esquema para reglamentar el Artículo 87 del Presupuesto 2021, con el que se dará un salvataje a las empresas eléctricas que le deben a CAMMESA casi $ 130.000 millones. 

En paralelo, varios gobernadores del país ya decidieron descongelar las tarifas eléctricas para no tener que atrasarse más en estos pagos y poner a punto sus redes, ante la llegada de un verano en el que habrá más cortes de luz. 

En Buenos Aires, Edesur y Edenor contarán con $ 4127 millones para obras, que les girará la Nación a través de la administración de Axel Kicillof. Corresponde al pago del consumo de energía en barrios vulnerables, que tienen medidores comunitarios y no abonan directamente la electricidad que utilizan. 

Este modus operandi se replicará en el resto del país. Habrá, por doquier, canje de deudas por inversiones obligatorias y prioritarias. 

La misión tiene un obstáculo: mientras los aumentos de las tarifas en Capital Federal y el Gran Buenos Aires tienen el respaldo (y el costo político) de la Nación, en el interior las subas son anunciadas por los gobernadores y la visibilidad de las cuadrillas es mucho más difusa. 

Más allá del segmento de la distribución eléctrica, donde las decisiones están más dilatadas, el Gobierno también atacará sobre la generación. Para el año que viene ya se planea un aumento marginal en el costo monómico, debido a la recuperación de los precios del gas (con el nuevo programa de incentivos) y una demanda más firme, en base al crecimiento previsto en la actividad económica, tras tres años de recesión. 

Con los venideros aumentos en las tarifas, el sector con más ingresos de la sociedad, que se acercaría al 15% del total de las familias, pagará más de la mitad del costo monómico de la electricidad, de acuerdo a lo que anticiparon fuentes a Energía On. Pero el sacudón no alcanzará para dejar de subsidiar a este sector. 

En promedio, en 2021 el Estado se hará cargo del 57% del costo de generar la energía eléctrica, mientras que los usuarios residenciales pagarán el 43%. 

El dinero que se canalice por esta vía será para sostener el funcionamiento de las centrales termoeléctricas, que demandarán más gas y combustibles líquidos en el próximo invierno para abastecer a todo el sistema. 

El presidente de una generadora, consultado por este diario en off the record, recordó que en este año sufrieron el ajuste de sus ingresos por la Resolución 31, que rebajó y pesificó la remuneración de la energía sin contrato vigente con el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM). Y consideró que no cree que se aplique una medida similar próximamente, ya que, de otra forma, se bloquearán las inversiones necesarias para mantener un alto grado de disponibilidad de las usinas. 

A pesar de que CAMMESA tiene un atraso de hasta 30 días en los pagos a las generadoras y de que las tarifas están congeladas hace un año y medio, el Tesoro continúa entregando el dinero a estas firmas (Pampa Energía, YPF Luz, Albanesi, Central Puerto, Enel) para pagar los sueldos y reparar las máquinas de alta eficiencia. 


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Darío Martínez apuntala a las eléctricas de Buenos Aires y define el plan para el interior