De Guido a Einstein



Cipolletti

El 29 de marzo de 1962 asume la Presidencia de la Nación el senador por Río Negro José María Guido. Llegó a esa posición una vez producido el golpe de Estado que derrocó al presidente Arturo Frondizi, y ante la inexistencia de vicepresidente -Alejandro Gómez había renunciado a poco de asumir-, como cabeza del Senado estaba primero en la línea sucesoria.

Además, fue producto de una maniobra de la clase política del momento que forzó su juramento ante la Corte Suprema minutos antes de que llegara con idéntico propósito un general elegido por los golpistas para esa función.

Guido gobernó, figuradamente, ya que el poder real siempre lo detentaron otros, hasta el 12 de octubre de 1963. Durante ese tiempo tuvo cinco ministros de economía, todos provenientes de la ortodoxia liberal y sus principales medidas en la materia fueron: devaluación del peso, solicitud de préstamo al FMI, apertura económica, aumento de impuestos al consumo, aumento de tarifas, contracción de la política monetaria, aumento de tasas de interés, caída del PBI, del consumo y de la actividad industrial; aumento del desempleo y caída de reservas.

Son todos datos históricos comprobables. En noviembre de 2015 la mayoría de los argentinos eligieron, en segunda vuelta, un nuevo gobierno. Alberto Einstein recién comenzó a hablar normalmente a los nueve años. Ello no obstó a que se lo considere el científico y pensador más conocido y popular del siglo XX. Una de sus citas más conocidas, “Locura es hacer la misma cosa y esperar obtener resultados diferentes”, ha sido nuevamente convalidada en estos últimos cuatro años de Argentina.

Oscar A. Lamboglia

DNI 6.067.183


Comentarios


De Guido a Einstein