Denuncias y noticias “desafinadas”



Junín de los Andes

Ante la situación de la Escuela de Música de Junín de los Andes y las notas de este diario, deseo manifestar lo siguiente: aquí nadie se ha robado nada, nadie ha cometido ningún “fraude millonario”, nadie se ha enriquecido con dinero del Estado provincial.

Aquí se han utilizado las horas cátedra sosteniendo proyectos y talleres para una demanda real y concreta, ofreciendo a la comunidad local un espacio no solo de formación musical sino también de protagonismo, encuentro, inserción y trabajo en equipo. Esto difícilmente podrá ser comprendido, reconocido y valorado desde un escritorio a 400 km de distancia por agentes del CPE sin los conocimientos y la experiencia concreta de un profesor de música.

Tampoco será conocido ni bien informado desde la Redacción de un diario donde, irresponsablemente, se han tomado sesgadamente algunos datos sin conocer el contexto, pues desde donde han surgido denuncias devenidas en sumarios y procesos están directamente involucrados oscuros y mal intencionados personajes que por venganza, y con clarísimos contactos con el CPE, han llevado a la Escuela de Música de Junín de los Andes a esta crítica situación actual, en la que los principales perjudicados son niños, adolescentes y adultos.

Por eso se vuelve urgente declarar en estado de alerta y movilización a la comunidad educativa de la Escuela de Música y en general. Si en los procesos administrativos y judiciales se concluye en la veracidad o falsedad de las denuncias, que se tomen las medidas que correspondan, pero de ninguna manera se puede aceptar como “sanción” el recorte de 177 horas cátedra, o la inconsulta asignación de otras horas, porque esto perjudica directamente a quienes hasta el 15 de agosto pasado eran alumnos y docentes y hoy se han quedado sin trabajo o sin poder continuar con sus estudios.

Carlos Eduardo Olmos

DNI 18.782.132


Comentarios


Denuncias y noticias “desafinadas”